El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. Efe

Política

Rivera: "Me sorprende que sindicatos mayoritarios estén al lado de los golpistas"

El líder de ciudadanos ha criticado a UGT y CCOO por apoyar la manifestación de este domingo en favor de los presos independentistas.

Albert Rivera se ha mostrado crítico la mañana de este jueves con los sindicatos que han optado por apoyar y acudir a la manifestación convocada para el domingo en favor de los presos independentistas: "Me sorprende que sindicatos mayoritarios, que deberían estar velando por los trabajadores, las subidas salariales y la representación colectiva, estén al lado de los golpistas.

El líder de Ciudadanos ha afirmado en una entrevista en Espejo Público que UGT y CCO "van a ir este domingo a una manifestación en favor de Puigdemont y de los que han roto el sistema democrático español".

Rivera ha matizado que le "consta que muchos militantes se están desmarcando", como ha sido el caso de UGT Renfe Barcelona."Los sindicatos tienen un papel fundamental de negociación colectiva, de paz social, pero desde luego no para apoyar a personas que han cometido delitos tan graves como malversación, prevaricación o rebelión", ha afirmado Rivera.

No banalizar a las CDR

El presidente de Ciudadanos también ha advertido de que no se debe "banalizar" las acciones de "violencia" de los Comités de Defensa de la República (CDR), que, según ha denunciado, pretenden "romper la convivencia" en Cataluña y son "una amenaza para la democracia".

"No banalicemos ni simplifiquemos lo que está pasando", porque se trata de "casi 300 comandos organizados que quieren romper la convivencia y que hacen actos vandálicos o de violencia", ha subrayado.

Según ha señalado, los CDR se han dedicado a quemar contenedores, cortar carreteras y vías de tren y, según la Guardia Civil, tenían planes por escrito para paralizar el puerto de Barcelona y, en definitiva, "colapsar Cataluña".

Además, el líder de la formación naranja ha asegurado que algunos miembros de los CDR han participado en el "acoso y derribo" a jueces y fiscales y a concejales y diputados de partidos constitucionalistas y a sus familias.

ATAJARLO A TIEMPO, COMO LA KALE BORROKA

Ante esto, "no podemos dejar a Cataluña como un lugar sin ley" donde ese tipo de acciones "no tengan consecuencias", ha defendido. En cuanto a los delitos que luego se les imputen a los responsables, ha dicho que es algo que "tienen que decidir los jueces y fiscales".

"Yo no soy juez y no voy a entrar en el fondo de cómo tipificar el delito, pero me alegro de que se actúe contra ellos", ha manifestado sobre el hecho de que la integrante de los CDR detenida en Viladecans (Barcelona) esté investigada por delitos de rebelión y terrorismo.

Desde su punto de vista, esos comités representan "una amenaza para la democracia", y por eso ha destacado la importancia de "atajarla a tiempo, como se hizo con la kale borroka". "Es verdad que hay muchas salvedades, porque aquí (en Cataluña) no hay una banda terrorista como había en el País Vasco, no está ETA", pero sí se ha producido "ruptura social y enfrentamiento", ha explicado.

A su juicio, los miembros de los CDR "no son demócratas", ya que buscan "conseguir a base de violencia" lo que "no son capaces de conseguir en las urnas o en un Parlamento", donde las fuerzas independentistas aún no se han puesto de acuerdo para formar Gobierno.

CAMBIAR EL SISTEMA DE LAS EUROÓRDENES

Por último, Rivera se ha referido a la situación judicial del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, sobre el cual pesa una euroorden de detención y entrega emitida por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena. Ahora la Justicia española prevé reforzar las pruebas contra él por rebelión y malversación antes de que un tribunal alemán tome una decisión definitiva sobre su entrega o no a España.

El presidente de Cs ha indicado que la decisión del tribunal de Schleswig-Holstein podría "poner en jaque la cooperación judicial entre países" europeos, que deberían colaborar entre sí "para que los jueces puedan juzgar a los presuntos delincuentes".

Así, ha propuesto modificar el funcionamiento de las euroórdenes si es necesario, por ejemplo haciendo que el tribunal del país al que se solicita la entrega no entre en el fondo de la cuestión, sino solo en la forma.