El presidente Mariano Rajoy, durante la anterior cumbre en Bruselas

El presidente Mariano Rajoy, durante la anterior cumbre en Bruselas UE

Política EL ROMPECABEZAS CATALÁN

El separatismo inunda de mensajes contra España un buzón ciudadano de la UE para que Bruselas repruebe nuestra democracia

Son más de 550 comentarios, la mayoría anónimos, que tachan a España de país fascista y que en algunos casos piden nuestra expulsión de Europa.

El separatismo catalán sigue activo y organizado en su objetivo de desacreditar la democracia española ante las instituciones y los países de la Unión Europea. Entre el 8 de marzo y el pasado 5 de abril, varios usuarios -la mayoría no identificados- escribieron más de 550 comentarios de denuncia acusando a España de todo tipo de tropelías en un buzón ciudadano on line. Estos comentarios, que lo menos que dicen de nuestro país es que es un "Estado opresor y fascista", a veces se incorporan al informe anual sobre el estado de la justicia en la UE que elabora la Comisión Europea.

Ese estudio apenas ofrece una visión superficial del estado de la justicia entre los países de la Unión. Se consultan diversas fuentes y se pueden incluir recomendaciones de carácter general. Pero basta que se recoja alguno de los centenares de comentarios de estos supuestos ciudadanos anónimos para que el independentismo tome la parte por el todo y convierta el informe en su conjunto en una enmienda de Bruselas a la separación de poderes en España. Ese mensaje es el que ha calado en parte de la opinión pública europea. Y tiene sus consecuencias, como se ha visto con el extraordinario revés de la justicia alemana a la euroorden contra Carles Puigdemont

Ocultan la identidad

La forma de conseguirlo o al menos intentarlo, según ha podido comprobar EL ESPAÑOL, es relativamente sencilla. No hace falta Diplocat, cerrado por el 155, pero sí alguna mente que conozca los entresijos de la Unión Europea. La llamada ventana de feedback para que los ciudadanos dejen sus opiniones es temporal y hay que tener cuidado con el tono que se usa. En las instrucción de la web, la Comisión Europea recuerda que los comentarios no reflejan la posición política de la Comisión y se reserva el derecho a retirarlos si los considera inapropiados.

Pero en este caso, ahí siguen. Nadie en la Comisión o en el Gobierno español se ha preocupado por pedir su retirada. Son centenares de opiniones. La mayoría está en inglés y sin firmar. Hay también en español y en francés. Algunos comentarios van identificados con nombres y apellidos que a simple vista parecen falsos. Todos sin excepción hablan de una España oscura y dictatorial en la que, dicen, el Gobierno manipula a los jueces, no hay libertad de expresión y se persiguen las ideas. La conclusión suele ser la de pedir algún tipo de amparo a la UE.

El 12 de marzo, una usuaria que firma como Gloria Orozco, nacida en Colombia, escribe que España ha vuelto a "épocas dictatoriales". Y asegura que se persigue a cualquier que se exprese en contra de la Corona o del gobierno del PP.

"Catalunya es el ejemplo perfecto en su persecución del independentismo en todos los niveles.. negándose a aceptar los resultados de unas elecciones q el mismo exigió.Cárcel amenazas golpes investigaciones represión mentiras es el pan de cada día en nuestro país (sic)", dice. "Nuestra lucha es totalmente pacífica y buscan provocarnos para justificar posibles condenas o quizá muertos... Dios nos proteja....UE no hace nada somos otra caso más de los muchos que ha desamparado".

Otro comentario, en inglés y anónimo, sugiere a la Comisión que advierta a los turistas extranjeros que visitan España de que podrían ser "detenidos y acusados de rebelión y sedición sin motivo aparente". En opinión de este usuario, Europa debe expulsar a España de la UE "porque si no envenenará al resto de países y destruirá la democracia en toda Europa".

Comentarios UE

Comentarios UE

Los CDR son familias y jubilados

La lista de mentiras que inunda este buzón es interminable. En otro comentario, se asegura que los llamados Comités de Defensa de la República (CDR) son en realidad "grupos de vecinos padres de familia y jubilados la gran mayoría que quedan para manifestarse". "Están criminalizándolos para infundir miedo y prohibir el derecho a manifestación", dice.

Muchos comentarios utilizan el trazo grueso para dar por sentado que hay miembros del Gobierno acusados de casos de corrupción. O que los tribunales rechazan investigar la "violencia" que empleó el Estado el 1 de octubre. Lo menos que se dice de España en estos comentarios es que es un Estado "fascista".

"Catalunya está sufriendo una de las mayores represiones nunca vistas en Europa. Cada día España destroza más derechos civiles, derechos humanos, derechos parlamentarios, con abusos policiales diarios con la ayuda de jueces prevaricadores. Los jueces de España planean impunemente encerrar 2000 civiles (muchos de ellos políticos) en la prisión tal como se hizo en el país vasco (sic)", dicen.

"Catalunya está en estado de excepción encubierto pero sin pasar por el congreso y sin el control del congreso español. 7 millones de ciudadanos europeos en total indefensión jurídica delante de la impunidad de jueces y policía. España trata pacíficos manifestantes, pacíficos votantes, pacíficos políticos electos como terroristas ¿Y Europa? Simplemente mira al otro lado, cristianizando estas conductas propias de la gestapo (sic)", añade.

JxCat, ERC y CUP dicen que España es una democracia "enferma"

¿Qué hace la diplomacia española?

El Gobierno está a punto de concluir la liquidación de Diplocat y las llamadas embajadas catalanas. La labor diplomática ha sido ingente en estos meses, pero quizá ha llegado tarde o no ha sido suficiente. Ningún país ha dado apoyo a la independencia ni al proceso separatista en Cataluña. Pero los principales medios de comunicación internacionales se han posicionado en contra de la estrategia judicial que se ha seguido contra los líderes del independentismo. Y esos mensajes, que Moncloa ha desdeñado muchas veces, terminan calando en la opinión pública europea. Un ejemplo son estos comentarios.

En ese sentido, el Gobierno ha intensificado la comunicación con otros países sobre la situación que se vive en Cataluña. Así lo ha hecho el secretario de Estado para Asuntos Europeos, Jorge Toledo, en una reunión que ha mantenido en Alicante con varios embajadores de España en países europeos. Toledo ha insistido, según fuentes de Exteriores, en reiterar los principios básicos que rigen la democracia española "sobre los que los independentistas tratan de sembrar dudas".