El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, paseando por Bruselas.

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, paseando por Bruselas. Yves Herman Reuters

Política

Puigdemont se aloja en la suite presidencial de un hotel de 4 estrellas desde que huyó a Bruselas

El hotel, situado en el Boulevard Albert II, pertenece al grupo hotelero Husa, de la familia del expresidente del FC Barcelona Joan Gaspart.

El expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont se aloja en Bruselas en la suite presidencial del hotel Husa President Park, de cuatro estrellas, según informó hoy la radiotelevisión pública belga RTBF.

El político catalán, que se trasladó a Bélgica el pasado 30 de octubre y está reclamado por la Justicia española por presuntos delitos de sedición, rebelión y malversación de fondos, vive "desde noviembre" en el establecimiento, agregó la cadena en su página web.

El hotel, situado en el Boulevard Albert II y en dificultades económicas, dispone de 300 habitaciones y pertenece al grupo hotelero Husa, de la familia del expresidente del FC Barcelona Joan Gaspart.

Aunque aún no ha sido declarado oficialmente en bancarrota, el establecimiento si solicitó la mediación judicial; una medida que permite el nombramiento de mediadores (abogados, jueces, auditores) para llegar a acuerdos con los acreedores. No en vano, el hotel acumula una deuda de 8,5 millones de euros.

"Evidentemente el hecho de acoger a Puigdemont no ha llevado al hotel a dificultades económicas, eso está claro", señala una fuente interna a la cadena belga. "Sin embargo, el hotel está bajo mediación judicial y eso supone que el personal deba realizar algunos sacrificios".

"Mientras tanto, tenemos un cliente que ocupa la suite presidencial y organiza sus reuniones y su fin de año sin, aparentemente, desembolsar un solo euro. Es un cliente muy fácil, pero su presencia implica un inconveniente más para nosotros", indicó una fuente interna del hotel a RTBF.

Al enfrentarse a una situación financiera muy delicada, la administración del hotel ya ha respaldado varias formas de reducir costes: se han producido despidos, sólo se abren las cuatro quintas partes del establecimiento, la cocina se cierra a la hora del almuerzo, y ha aumentado la carga de trabajo para los 85 empleados a tiempo completo que hay en plantilla.

Por su parte, el expresidente catalán ha pedido este viernes al Constitucional ser parte en el procedimiento abierto en el alto tribunal tras la presentación de un recurso por parte del Gobierno central contra su designación como candidato a la investidura, prevista por el Parlament para el próximo martes.

El Gobierno ha recurrido este viernes ante el Tribunal Constitucional (TC) la convocatoria de un pleno del Parlament para votar la propuesta de candidatura de Carles Puigdemont, fugado a Bélgica, como presidente de la Generalitat. Lo ha hecho a pesar de que el Consejo de Estado no ha querido avalar esa decisión.

El TC debe decidir ahora si admite a trámite ese recurso, admisión que llevaría aparejada la suspensión del acuerdo del Parlament con toda probabilidad.