Marta Rovira (ERC) y Puigdemont, hace unos días en Bruselas.

Marta Rovira (ERC) y Puigdemont, hace unos días en Bruselas. E.E.

Política ELECCIONES CATALUÑA 21-D

Puigdemont no podrá votar desde Bélgica en las elecciones del 21-D

El plazo de solicitud del voto para los catalanes que residen temporalmente en el exterior ha finalizado. Ni el ex presidente ni los ex consellers se han presentado en el consulado de España en Bruselas para pedirlo, como exige la ley. 

Carles Puigdemont no podrá votar desde Bélgica en las elecciones autonómicas de Cataluña en las que es candidato. El plazo de solicitud del voto para catalanes que residen temporalmente en el extranjero ha finalizado este miércoles a las 14 horas de la tarde. Ni el ex presidente de la Generalitat, ni los ex consellers huidos se han presentado en el consulado de España en Bruselas para entregar el formulario de petición, según han confirmado fuentes de su entorno.

Puigdemont conocía el plazo. Desde su cuenta de Twitter ha animado a los catalanes en el extranjero a registrarse para acabar con el 155. "Cada voto cuenta", ha escrito. Su decisión de no presentarse abre ahora un interrogante sobre sus planes en Bélgica. El cabeza de lista de Junts per Catalunya está pendiente de que la Justicia belga resuelva su proceso de entrega a España. Y se ha comprometido a no abandonar el país.

Pero una opción, que muchos partidos contemplan como factible, es que decida regresar a España en la recta final de la campaña para poder votar y presentarse como mártir. Puigdemont pondría a la Justicia española ante la tesitura de una detención a pocas horas de la cita con las urnas. Los presos pueden votar desde prisión si no están inhabilitados.

Puigdemont mantiene un discurso muy crítico con el Gobierno central. En sus habituales mensajes en las redes sociales, sigue arrogándose el papel presidente legítimo, define a los españoles como franquistas y acusa al Estado de una represión brutal en Cataluña. Tras el impacto inicial de su huida, a Puigdemont apenas se la ha visto en público. Sus últimas imágenes han sido en una cena y en una entrevista de Russia Today.

Su candidatura y la de ERC parecen estar negociando unos puntos comunes para el 21-DLos contactos, muy discretos, están siendo aireados por ambos partidos con intereses contrapuestos.

Mientras que desde ERC se transmite extraoficialmente un principio de acuerdo en torno a nueve puntos, publicados por Nació Digital, desde Junts per Catalunya se advierte de que las negociaciones son muy incipientes y que a la lista de Junqueras le ha entrado la ansiedad por errores como los de Marta Rovira, su secretaria general, que el viernes acusó sin pruebas al Gobierno de amenazar con sembrar de muertos Cataluña, o las encuestas que otorgan un repunte a la candidatura de Puigdemont. "No quisieron una lista unitaria y ahora se ponen nerviosos reclamando que pactemos ya unos puntos en común", lamentan fuentes de la lista de Puigdemont