Rivera muestra un colegio con una estelada en Cataluña durante el debate.

Rivera muestra un colegio con una estelada en Cataluña durante el debate. Javier Lizon Efe

Política ELECCIONES CATALUÑA 21-D

Rivera lleva al Congreso el adoctrinamiento y le llaman "gorrino y oportunista"

Sólo el PP apoya, y con reticencias, al líder de Cs, que reclama que el nacionalismo "no se apodere de las aulas".

La proposición de ley de Ciudadanos que prevé la creación de una Alta Inspección Educativa que vigile el adoctrinamiento en las aulas ha provocado este martes un debate en clave de campaña electoral para las elecciones del 21-D en Cataluña. La iniciativa no saldrá adelante cuando se vote el próximo jueves tras el posicionamiento negativo del PSOE.

Albert Rivera ha exhibido una Constitución en el Congreso para defender la necesidad de cumplir con ella y desarrollar el punto relativo a la creación una Alta Inspección Educativa independiente que evite que "el nacionalismo se apodere de las aulas". Rivera ha denunciado que la ley que propone su formación llega con 37 años de retraso ya que los distintos gobiernos de PP y PSOE han "omitido" la obligación de desarrollar dicha Inspección desde el Estado pero con inspectores independientes.

El líder de Ciudadanos ha subrayado que con su proposición de ley se evitarían libros de texto que afirman que Cataluña es un Estado, según se afirma en uno que ha exhibido en el estrado. El líder naranja ha acusado al PSOE, que presentó una enmienda a la totalidad, de ir en contra de la Constitución.

Rivera, sobre el adoctrinamiento

Malestar en PSOE y PP

La portavoz de Educación socialista, Luz Martínez Seijo, ha respondido: "Lecciones sobre constitucionalidad ninguna". Además, ha acusado a Rivera de utilizar la educación "por un puñado de votos" de cara a las elecciones del 21-D. Martínez Seijo ha calificado de "disparate" la iniciativa sobre la Alta Inspección.

Martínez Seijo ha considerado que la proposición de Ciudadanos va en contra de las competencias del Estado y las autonómicas, y ha recalcado la necesidad de dar "confianza" a los profesores, equipos docentes y a la inspección educativa ya existente.

El PP ha anunciado el voto favorable a la propuesta de la formación naranja pero ha achacado "oportunismo político" a Ciudadanos. Además, ha pedido que el tema de la Alta Inspección Educativa se trate en el marco de la Subcomisión Educativa como los propios populares defienden en una proposición no de ley que también será votada el jueves.

Críticas de Podemos, ERC y PDeCAT

Desde Unidos Podemos, el diputado Joan Mena ha mostrado en el atril de la Cámara baja una tiza para decir que los maestros con ella "han escrito los mejores 40 años del país" y que Ciudadanos, en cambio, la ve como "una arma de adoctrinamiento". Presenta con su propuesta "la ley mordaza" educativa y una "policía política dentro de las aulas, arma de adoctrinamiento", le ha achacado a Rivera. La presidenta de la Cámara, Ana Pastor, tuvo que retirar un insulto de Mena, que se refirió en estos términos a los diputados de Cs: "Parecen ustedes gorrinos peleando en una charca de barro por algo tan miserable como las mentiras sobre el adoctrinamiento".  

Mena rechaza retirar la expresión gorrinos

Por su lado, ERC ha acusado a Ciudadanos de utilizar "como pretexto" la Constitución para una ley que viene a decir que "todas las escuelas son sospechosas o lo son los inspectores, pero un gran hermano los vigilará". Desde el Grupo Mixto, el diputado Sergi Miquel (PDeCAT) ha acusado a Rivera de "tener la caradura de decir que el sistema catalán adoctrina el pensamiento cuando él mismo es hijo de ese sistema educativo".

Rivera ha mostrado reiteradamente desde su escaño la fotografía de una colegio catalán con una enorme estelada, como respuesta a los reproches que recibía de los partidos separatistas.