El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, junto a la líder del partido en Cataluña, Inés Arrimadas.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, junto a la líder del partido en Cataluña, Inés Arrimadas. Efe

Política ELECCIONES CATALUÑA 21-D

Por qué Cs sube en las encuestas: un discurso nacional y otros cuatro motivos

Los sondeos premian el discurso de Rivera sobre Cataluña y consolidan la imagen del partido naranja.

La encuesta de Metroscopia que ha publicado El País confirma la tendencia ascendente de Ciudadanos que ya apuntó el sondeo de SocioMétrica para EL ESPAÑOL y el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) en su barómetro de octubre. La subida, en mayor o menor medida, que pronostican todas las encuestas ha disparado las expectativas electorales del partido de Albert Rivera. Ciudadanos aspira a repetir como primera fuerza constitucionalista en Cataluña el próximo 21-D. Su candidata Inés Arrimadas va a disputar la presidencia de la Generalitat a los partidos independentistas.

“Ciudadanos está recibiendo más apoyo de los españoles y tiene que ver con el trabajo coherente de estos meses en un contexto complicado para el país de grave crisis institucional, económica y territorial”, ha dicho el secretario General del partido naranja, José Manuel Villegas. “Se está premiando al que tiene un proyecto coherente y de modernización del país”.

Sin embargo, en Ciudadanos son prudentes. Su corta experiencia como partido nacional les ha demostrado las dificultades que tienen para traducir en votos las buenas expectativas electorales. “Las encuestas indican la opinión en un momento determinado en el que no hay elecciones”, ha admitido Villegas. “Pero también nos indican que estamos trabajando bien y que debemos perseverar en ese proyecto que queremos para España”.

Estos son los cinco motivos, según interpretan en Ciudadanos, que están favoreciendo los buenos pronósticos del partido en las encuestas.

1. La credibilidad en Cataluña

La crisis catalana ha consolidado la posición de Ciudadanos como referente del constitucionalismo en Cataluña, pero también en el resto de España. El partido naranja nació en Cataluña hace 11 años para combatir el nacionalismo. Cuando el separatismo ha desafiado abiertamente la legalidad, la trayectoria histórica del partido les ha avalado ante los catalanes no independentistas.

Villegas ha subrayado que el viento a favor de las encuestas demuestra que se puede crecer en Cataluña y el resto del país con un mismo discurso. “Algunos creían que eso era imposible, pero nosotros estamos demostrando que es posible”, ha dicho.

En estos dos meses, el perfil de Arrimadas como candidata en Cataluña se ha disparado. Lo mismo ha ocurrido con Rivera, cuyo salto a la política nacional vino precedido de casi diez años de diputado autonómico en Cataluña. El votante, según interpretan en Ciudadanos, ha percibido durante la crisis que ha vuelto el Rivera más genuino, recuperando banderas como la del adoctrinamiento en las escuelas.

2. Cataluña mueve el voto

Desde que arrancó el proceso separatista hace ahora cinco años, los españoles jamás han situado la independencia de Cataluña entre sus principales preocupaciones. Los sucesos de los últimos dos meses han convertido Cataluña en el segundo problema sólo por detrás del paro, según el último barómetro del CIS.

Esto quiere decir que la situación en Cataluña ya mueve el voto. Hasta ahora, nadie en España veía el proceso separatista como algo factible o realizableEl líder de Ciudadanos pidió desde casi el inicio del golpe separatista la aplicación del 155 para convocar inmediatamente elecciones. El hecho de que el Gobierno eligiera esa vía ha reforzado su discurso.

3. Se difumina el eje izquierda-derecha

La tensión en Cataluña ha movido el debate político del eje izquierda-derecha a un eje España sí-España no. En ese terreno, el partido de Rivera sale ganando con respecto a Podemos. En el PP ya ven con preocupación cómo Ciudadanos es capaz de disputarle el voto cuando el debate se polariza en torno a la bandera.

Las últimas encuestas demuestran que la fórmula PP+Ciudadanos lograría una holgada mayoría absoluta. El actual pacto de investidura no tiene esa mayoría.

4. Rivera, valorado por rivales

Los sondeos, según leen en Ciudadanos, evidencian que el partido tiene una imagen más consolidada. La formación naranja advierte un crecimiento que empieza a ser tangible con la crisis de su pacto con el PP en Murcia y la bajada del IRPF a cambio de su apoyo a los Presupuestos. El mensaje machacón de Rivera "estabilidad a cambio de reformas" está surtiendo su efecto.

Cataluña ha acelerado esa tendencia. Una de las variables que explica mejor la subida de Ciudadanos es el crecimiento de la valoración de Rivera entre los votantes del resto de partidos políticos. Entre el CIS de julio y el de octubre, la popularidad del líder naranja sube entre los simpatizantes de PP -de 5,14 a 5,72- y PSOE -3,35 a 3,40-.

5. Voto útil; PP y Podemos

Ciudadanos se ha convertido en una opción de voto útil en Cataluña frente al PP. No ocurre lo mismo a nivel nacional, donde el PP sigue liderando las preferencias electorales como fuerza hegemónica del centro derecha.

Pero las encuestas indican que el partido de Rivera está consiguiendo abrirse su propio espacio en el centro con el giro liberal de hace unos meses. El propio CIS, que le sitúa por encima del 17%, indica que está captando votantes del PP (más de un 10%), pero también de Podemos.