Carles Puigdemont, durante su declaración ante el juez en Bruselas.

Carles Puigdemont, durante su declaración ante el juez en Bruselas. Efe

Política

El juez decreta libertad vigilada en Bruselas para Puigdemont y los 'exconsellers'

Les obliga a permanecer en Bélgica hasta que se resuelva la euroorden de detención dictaminada por la Audiencia Nacional y deberán comparecer ante el tribunal cuando sean llamados.

Bruselas

El juez de instrucción belga encargado de tramitar las euroórdenes emitidas por España ha decretado este domingo libertad con condiciones para el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y los cuatro exconsellers que le acompañan en su exilio en Bélgica.

Puigdemont, en libertad pero sin pasaporte en Bélgica

Las condiciones son tres. No pueden abandonar el territorio belga hasta que se resuelva la orden de detención enviada por la Audiencia Nacional, salvo que lo autorice el juez de instrucción. Además, deberán comunicar un domicilio fijo en Bruselas y tienen la obligación de presentarse en persona cada vez que se les cite, según ha informado la Fiscalía de Bruselas en un comunicado.

El juez ha adoptado esta decisión, tras escuchar a los cinco políticos, por considerar que no hay un riesgo de fuga que justifique la prisión provisional que había pedido la juez de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela. La propia Fiscalía de Bruselas propuso la libertad provisional para Puigdemont y sus acompañantes. Contra esta decisión no cabe recurso.

La furgoneta blanca en la que supuestamente Puigdemont ha dejado la Fiscalía

La furgoneta blanca en la que supuestamente Puigdemont ha dejado la Fiscalía Yves Herman/Reuters

Se produce así la paradoja de que el exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, y los exconsellers que se quedaron en España se encuentran en prisión sin fianza, salvo Santi Vila. En contraste, Puigdemont y los exconsellers que huyeron a Bélgica estarán en libertad mientras se tramita la orden de detención y entrega cursada por España. Es decir, al menos durante los próximos 60 días.

Eso significa que podrán hacer campaña en Bélgica para las elecciones autonómicas del 21 de diciembre. El PDeCAT ha propuesto este domingo al expresidente catalán como candidato y presiona para que haya una lista única de partidos secesionistas. Puigdemont anunció el viernes en una entrevista a la cadena RTBF que está disponible.

Entrega voluntaria y 14 horas detenidos

Este domingo, Puigdemont y sus exconsellers -Antoni Comín, que ocupaba la cartera de Sanidad; Clara Ponsatí, de Educación; Lluís Puig, de Cultura; y Meritxell Serret, de Agricultura- han estado detenidos en la Fiscalía de Bruselas durante más de 14 horas.

A las 9:17 de la mañana se personaron voluntariamente en una comisaría de la Policía belga en en centro de la capital. Les acompañaba su abogado, Paul Bekaert, asesor histórico de los miembros de ETA huidos a Bélgica. La entrega había sido pactada por los abogados con la Fiscalía de Bruselas. Desde allí se les ha trasladado a la Fiscalía, donde han comparecido durante toda la tarde ante el juez de instrucción. Han elegido el neerlandés como lengua de procedimiento, pese a que ninguno de ellos lo habla ni lo entiende. Un guiño a los nacionalistas flamencos que les apoyan.

La decisión del juez de instrucción de dejarles en libertad se ha retrasado hasta última hora de la noche. El primero en abandonar la Fiscalía de Bruselas, a las 23:30 de la noche, era precisamente Bekaert, que no se ha parado a hablar con la prensa, aunque ha confirmado la libertad para los cinco políticos catalanes. Poco después salía una gran furgoneta blanca con los cristales tintados en la que viajaban Puigdemont y los exconsellers, que tampoco han hecho declaraciones.

El abogado Paul Bekaert abandona la Fiscalía

El abogado Paul Bekaert abandona la Fiscalía Yves Herman/Reuters

El portavoz de Puigdemont en Bruselas, Aleix Sarri, se ha felicitado en su cuenta de Twitter de la libertad vigilada para los cinco miembros de lo que él considera "Gobierno legítimo" de Cataluña. Y ha elogiado a la justicia belga por lo que considera una "lección" para España. "Qué lección Bélgica, qué lección!", ha escrito. Posteriormente ha borrado el tuit.

Una tramitación difícil para la euroorden

El expresidente de la Generalitat ya ha dejado claro que se opondrá a la euroorden hasta el final. Alega que en España no se respetan sus derechos fundamentales, en particular el derecho a un juicio justo. Para ello ha contratado a Bekaert, que ya ha conseguido tumbar varias peticiones de entrega de España que afectaban a miembros de ETA. 

A partir de ahora comienza el complejo periodo de tramitiación de la euroorden, que se enfrenta a una navegación difícil en Bélgica. La próxima etapa del procedimiento es la comparecencia de Puigdemont y los exconsellers ante la Cámara del Consejo, la primera instancia judicial, que tomará una decisión sobre la entrega en un plazo de 15 días.

Tanto la Fiscalía como el propio Puigdemont pueden presentar recurso contra este fallo ante la Sala de Acusación, la segunda instancia judicial para la euroorden en Bélgica. Ésta dispondrá de otros 15 días para emitir su dictamen. Es decir, habría una decisión en segunda instancia para principios de diciembre. Contra este fallo todavía cabe recurso de casación, que puede alargar aún más los plazos. El límite son los 60 días que marca la legislación de la UE, que en casos extraordinarios puede ampliarse hasta 90 días.