Una de las amenazas que el alcalde de Lleida, PSC, ha protagonizado.

Una de las amenazas que el alcalde de Lleida, PSC, ha protagonizado.

Política El desafío soberanista

"Españolista, calzonazos, sumiso": el día a día del acoso separatista

Concejales no independentistas reciben cartas anónimas con amenazas. El Gobierno anima a denunciar este tipo de acciones. 

Ana Delgado Jorge Sáinz

Algunos concejales no independentistas y sus familias han comenzado a recibir cartas amenazantes. Los ediles de Ciudadanos, PSC y el PP en Cataluña son los principales damnificados, junto a los agentes de la Guardia Civil, empresarios y otras personas señaladas por pertenecer a organizaciones como Sociedad Civil Catalana. Algunos de ellos han sido increpados e insultados en la calle. Ahora reciben sobres anónimos.

Albert Rivera denunció este jueves que el negocio de sus padres había aparecido lleno de carteles. "Ciudadanos, no es vuestra tierra ni vuestra lucha" o los anuncios del referéndum del 1-O son algunas de las pintadas con las que ha amanecido el local de los padres de Rivera"Los golpistas ya no se conforman con acosar a diputados, guardias civiles, concejales y funcionarios, sino también a sus hijos y familiares", afirmó.

El negocio de los padres de Albert Rivera. E.E.

El negocio de los padres de Albert Rivera. E.E.

Amenazas constantes

La concejal de Ciudadanos en Lleida, Ángeles Ribes, denunció en las redes sociales las amenazas que recibió en una carta anónima. Son varias páginas, en las que Ribes es señalada junto al alcalde del PSC, Ángel Ros. "El Botifle calzonazos sumisso obediente i docil, el Alcalde Ros el Rubio, recibiendo ordenes de la Mandamás la Jefa, la antiCatalana Españolista la Aragonesa Mañica Baturrica de la Ribes" (sic), dice el documento. Ribes es natural de Jaca (Huesca).

El anónimo, que ridiculiza constantemente a la edil y el alcalde, está plagado de fotos de Franco. Y numerosas faltas de ortografía: "Despues de 300 años esta especie llamada Butiflers tus peores enemigos no se an extinguido, an sobrevivido asta nuestros dias" (sic). Ribes ha anunciado que llevará el sobre a la Fiscalía. Fuentes del Gobierno han animado a todas las personas que sufran este tipo de acoso a denunciarlo.

El grupo Arran leridense también decidieron acosar públicamente a los 14 ediles, entre los que se encuentra el alcalde, que se niegan a ceder ante el referéndum del 1-O. Las juventudes de la CUP realizaron a principios de semana un cartel con el eslogan: "Assenyalem-los (Señalémoslos)", con el rótulo Arran daba un paso más en su campaña de intimidación a los políticos contrarios al independentismo. Una campaña que se comenzó hace meses y que ha tenido incidentes como el asalto del PP de Barcelona en marzo o los escraches a la Guardia Civil.

La CUP ya lo avisó a principios de septiembre con un spot publicitario donde sus principales líderes tiraban un autobús por un barranco, haciendo un manifiesto al empoderamiento del pueblo catalán y llamaban al "mambo". Es decir, al movimiento en la calle, algo que se pudo ver en las manifestaciones de esta semana.

El independentismo saca de las aulas a los estudiantes

El jueves en Manresa (Barcelona) se produjo una movilización de la comunidad educativa para condenar las actuaciones en contra del referéndum ilegal y para pedir mayor democracia. Entre los manifestantes se encontraban alumnos -tanto de secundaria y bachillerato como universitarios- así como profesores y trabajadores de las principales centros públicos. 

Por su parte, los estudiantes del Instituto Lluís de Peguera se acercaron hasta la comisaría local de la localidad. Coincidía que ese mismo jueves el centro comenzaba su programa de actos para celebrar el 90 aniversario del Instituto, los principales miembros del claustro leyeron un comunicado donde manifestaban su "firme condena  a la vulneración de las libertades civiles de la población, y también a los ataques a las instituciones catalanas y al sistema democrático". Además, quisieron posicionarse "a favor de la libertad de expresión y de los derechos legítimos del pueblo catalán" y dar "apoyo a las personas, entidades e instituciones que defienden estos derechos, propios de un país democrático".

EL ESPAÑOL se puso en contacto con el centro, de titularidad pública, para profundizar en estos acontecimientos, pero el jefe de estudios afirmó conocer cómo "trabajaban los medios de Madrid" y puso en tela de juicio la equidistancia de dichos medios. Para el docente quienes realizaban la llamada, así como los compañeros periodistas de la capital, "deberían estar en la cárcel" por la información que realizaban

'Excursión' a la manifestación del 1-O

La autorización que el Instituto Garrotxa de Olot mandó a los padre.

La autorización que el Instituto Garrotxa de Olot mandó a los padre.

La polémica también ha envuelto al Instituto Garrotxa de Olot (Girona), que emitió una circular donde pedían a los padres que autorizasen la salida del centro de sus hijos para manifestarse. El documento afirma que debido a que "durante estos últimos meses, nos han estado pisando, a nosotros y a nuestros derechos", debido a los "últimos hechos relacionados con el 1-O" veían necesario "organizarse y movilizarse desde las aulas". Para el centro "no se trata tanto de independencia, sino de democracia y de los derechos que nos han privado". 

La excursión se trataba de una manifestación "en defensa de la democracia y la libertad" delante del Ayuntamiento de la localidad el jueves. Reclamaban la asistencia de todos los niños porque el centro consideraba que "ahora más que nunca es el momento de estar juntos".