El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. EFE

Política Economía

El Gobierno ata el apoyo de Cs a los Presupuestos, pero aplaza su aprobación por el 1-O

Rivera arranca 8.300 millones en gasto social, mientras Hacienda negocia a contrarreloj los últimos flecos con los partidos nacionalistas. El proyecto se aprobará en el Consejo de Ministros del 29 de septiembre, casi al límite del plazo legal.

Noticias relacionadas

El Gobierno ha aplazado una semana la aprobación de los Presupuestos del 2018 por la falta de acuerdo los partidos nacionalistas y la crisis abierta en Cataluña. El Ministerio de Hacienda tenía previsto llevar el proyecto al Consejo de Ministros de este viernes, pero ha decidido retrasarlo para cerrar los últimos flecos. Los Presupuestos se aprobarán el 29 de septiembre, casi el límite del plazo legal establecido. El proyecto de ley tiene que entrar al Congreso antes del 1 de octubre.

Fuentes del Ministerio de Hacienda han confiado en sumar los 176 escaños de hace unos meses. Este apoyo supone el visto bueno a las Cuentas de Ciudadanos, PNV, Coalición Canaria y Nueva Canarias. Albert Rivera ha anunciado un acuerdo con el Gobierno, que tendrá un impacto de 8.300 millones de euros en gasto social. Es casi el doble del dinero logrado en los Presupuestos del 2017. Montoro trabaja ahora en cerrar el apoyo del resto de fuerzas políticas, especialmente el PNV.

El Grupo Vasco había advertido que bloquearía su apoyo a los Presupuestos si el Gobierno se "excedía" en su respuesta al desafío separatista en Cataluña. Horas antes del anuncio de Montoro, el portavoz vasco, Aitor Esteban, comparecía junto a Podemos, Bildu, ERC y PDeCAT en el Congreso para protestar por las detenciones en Cataluña por el 1-O.

"Responder de una manera exacerbada y rebasando determinadas líneas y niveles en Cataluña complicaría la relación que podríamos tener con el PP", dijo Esteban hace unos días. 

El Gobierno ha tratado de restar importancia al desencuentro. Y ha asegurado que el contacto con el PNV es fluido. De hecho, fuentes de Hacienda han recordado que está pendiente de aprobación por el Congreso la nueva ley quinquenal del Cupo. La nueva ley y la factura de 1.400 millones por los atrasos del anterior plan quinquenal compraron el del PNV a los Presupuestos del 2017.

"El Gobierno se ha dado un tiempo para sumar el apoyo de más formaciones políticas", ha dicho el portavoz del PP, Rafael Hernando, queriendo desvincular el aplazamiento de la crisis en Cataluña.

Rivera ha dicho que el acuerdo con el Gobierno prevé medidas como la rebaja del IRPF y ha anunciado y novedades como la ampliación hasta cinco semanas el permiso de paternidad. También una ayuda para el pago de guarderías.