Rajoy, durante su intervención en el Palacio de la Moncloa.

Rajoy, durante su intervención en el Palacio de la Moncloa. Emilio Naranjo Efe

Política Proceso soberanista

Rajoy advierte a Puigdemont que pueden quedarse sin autonomía: "No liquiden sus instituciones"

El Gobierno recurre la ley y los decretos de convocatoria del referéndum y pide al TC que se notifique a Puigdemont, sus consejeros, los 947 alcaldes de Cataluña y también medios de comunicación de su deber de impedir o publicitar el 1-O.

Jorge Sáinz

Mariano Rajoy ha asegurado que el Estado usará toda la fuerza de la democracia,"sin renunciar a nada", para impedir el referéndum del 1 de octubre en Cataluña y defender la convivencia y la soberanía nacional de todos los españoles. El presidente del Gobierno ha advertido al president de la Generalitat, Carles Puigdemont, de que si persiste en su "escalada de ilegalidad, crispación y autoritarismo" pondrá en juego la propia autonomía de Cataluña.

"No sigan avanzando en este camino hacia el precipicio institucional y no menosprecien la fuerza de la democracia española. El Estado de Derecho no se va a plegar a sus bravatas. Lo que ayer ocurrió ante los ojos de Europa y el mundo es uno de los mayores golpes a las instituciones catalanas. No liquiden sus instituciones", ha dicho Rajoy. "Soy consciente de las obligaciones y la gravedad del momento. No he dedicado tantos años a mi país como para que ahora se pueda liquidar nuestro modelo de convivencia. No renuncio a nada para evitarlo", ha añadido.

Tono grave y sin preguntas

Rajoy ha comparecido en el Palacio de La Moncloa arropado por todos sus ministros, salvo el de Exteriores, Alfonso Dastis (de viaje oficial en Cuba). El tono de su discurso, de unos 20 minutos, ha sido grave. No ha admitido preguntas. El presidente ha anunciado los recursos presentados ante el Tribunal Constitucional previo acuerdo del Consejo de Ministros extraordinario que se ha celebrado este jueves.  

El Gobierno ha recurrido la ley de convocatoria del referéndum, los decretos de convocatoria del 1-O y despliegue de la consulta -firmados por Puigdemont y todo el Govern- y la constitución de la llamada Sindicatura Electoral nombrada de madrugada por el Parlament. Rajoy ha promovido un incidente de ejecución de sentencia al TC contra la decisión de la Mesa, también adoptada de madrugada, para tramitar la ley de Transitoriedad. El incidente es similar al que se presentó el miércoles por la toma en consideración de la ley del referéndum.

Además de la suspensión, el Gobierno ha pedido al TC que acompañe su resolución de una advertencia nominal a Puigdemont, sus consejeros, los 947 alcaldes de Cataluña, los diputados independentistas de la Mesa y a responsables de los medios de comunicación públicos de Cataluña. Son unas 1.000 personas en total. La notificación tiene por objeto informar de la ilegalidad que supone cualquier acto que promueva el referéndum y, en el caso de los medios, lo publicite.

"Jamás en nuestra historia reciente hemos asistido a un ataque de esta naturaleza a nuestra convivencia", ha asegurado. "Nadie pudo imaginar jamás que asistiríamos a este espectáculo antidemocrático por la obstinación de unos políticos en imponer a la fuerza su proyecto de ruptura. Los responsables de este proceso (...) han pasado por encima de todo lo que constituye un sistema de contrapesos y garantías democráticas". 

Rajoy ha apelado al conjunto de la ciudadanía española, a la que ha asegurado que lo que ocurre en Cataluña les concierne directamente. A los catalanes en particular, el presidente les ha dicho que pueden confiar en las instituciones y que no va a vacilar a la hora de cumplir con su deber. 

Elogio a la oposición y letrados del Parlament

El presidente del Gobierno también ha tenido palabras de elogio para los diputados catalanes de la oposición, los letrados del Parlament y los miembros del Consejo de Garantías Estatutarias por el "coraje", ha dicho, que mostraron el miércoles en su defensa de la legalidad y las instituciones catalanas. Rajoy ha agradecido el apoyo de los líderes de PSOE, Pedro Sánchez, y Ciudadanos, Albert Rivera, en estos momentos. Con Sánchez se había reunido poco antes del Consejo de Ministros y con Rivera lo hará esta tarde.

"La única batalla que se pierde es la que no se da. (Los diputados de la oposición) perdieron una votación, pero han tenido una gran victoria política. Han desnudado y puesto en evidencia ante Cataluña y todo el mundo la perversión antidemocrática del proceso y la clase de régimen que quieren imponerles", ha señalado. "En cuanto a los letrados y el Consejo de Garantías, gracias a ellos el Parlamento de Cataluña sigue siendo una institución respetable", ha añadido.

Fuentes de Moncloa han explicado que el Gobierno volverá a reunir el Consejo de Ministros para recurrir, previo informe del Consejo de Estado, la ley de Transitoriedad. Las mismas fuentes han explicado que en el momento que el Boletín Oficial del Estado publique la suspensión cautelar del Tribunal Constitucional todas las personas estarán "concernidas". Es decir, que cualquier empresa o particular que colabore o participe en la organización del 1-O sabe que estará cometiendo un delito.

En ese sentido, las mismas fuentes han explicado que los registros de la Guardia Civil en Tarragona no eran por la impresión de papeletas, sino porque se había detectado la elaboración de actas de recuento. Separadamente, el Gobierno ha dirigido una carta a los secretarios e interventores de los ayuntamientos en Cataluña en la que se pone a su disposición para resolver cualquier duda legal sobre el proceso. Y muestra su confianza en que no colaborarán en la organización del referéndum.