Pablo Iglesias y Albert Rivera.

Pablo Iglesias y Albert Rivera.

Política

Por qué Iglesias y Rivera no volverán a tomarse juntos un café ni con Évole

Los líderes de la nueva política protagonizan el enfrentamiento más agrio de la moción con duros ataques personales. 

Alberto Lardiés Jorge Sáinz

Noticias relacionadas

Pablo Iglesias y Albert Rivera han protagonizado el enfrentamiento más tenso del debate de la moción de censura de Podemos contra Mariano Rajoy. Los líderes de Podemos y Ciudadanos han intercambiado numerosos ataques que evidencian el deterioro de sus relaciones políticas y personales. A tenor de lo visto en el Congreso de los Diputados, parece complicado que ambos vuelvan a compartir debate y café con Jordi Évole, como ya hicieron en dos ocasiones en el pasado. 

Iglesias ha usado un tono mucho más duro que contra Rajoy el martes. Fuentes de Ciudadanos creen que el líder de Podemos se ha puesto nervioso y lo interpretan como síntoma del odio patológico del populismo de izquierda hacia el liberalismo. "Ya sucedió en Francia. Melenchon atacaba mucho más a Macron que al candidato conservador Fillon", dicen. Es cierto que Rivera ha tendido la mano a Iglesias para algunas reformas, pero los puentes están rotos.

Los momentos más tensos entre Rivera e Iglesias

Los ataques de Iglesias a Rivera

El secretario general de Podemos ha atacado por diferentes flancos a su homólogo de Ciudadanos. Le ha acusado de falta de lecturas (y cultura), de ser un "vendedor" o de ser culpable de que el PP gobierne. Estas han sido las invectivas más duras: 

"Ha citado usted a Dickens y a Savater, a Azaña...Usted no ha leído jamás a Dickens, a Savater, a Albert Camus, a Solé Tura, a Azaña... eso se nota demasiado".

"Usted tiene su público, pero hablar de historia política y de derecho constitucional es diferente a vender productos bancarios, que seguramente usted lo sabe hacer muy bien. Le recomiendo que no se meta usted en determinados jardines".

"Ustedes mintieron en campaña y llegaron a un acuerdo con estos señores del PP que se ríen permanentemente de ustedes, que les usan como mero bastón".

"Usted fue afiliado del PP en 2002; y para afiliarse al PP en Cataluña en 2002 hay que ser bastante facha".

"Ustedes son de cualquier cosa que le suene bien al poder. Por eso les quieren tanto en el Ibex 35, en la patronal y en ese capitalismo de amiguetes que tanto han denunciado y del que son una gran expresión".

"Ustedes son los responsables de que el PP de la corrupción en Murcia, Madrid y en España esté gobernando".

"Ustedes son mucho marketing y pocas nueces. Se dedican ustedes a sostener a lo peor de los partidos tradicionales. Ustedes no gobiernan en ningún lugar y ustedes no sirven para nada en política".

"Usted pasará a la historia como el escudero del PP".

Los ataques de Rivera a Iglesias 

Hace mucho tiempo que Iglesias y Rivera no hablan "en serio" de política. Así lo han confesado ambos líderes. Los procesos de investidura, primero el del Pedro Sánchez y después el de Rajoy, agrietaron las relaciones entre los líderes de los nuevos partidos. La moción de censura no ha conseguido reconstruir los puentes, sino todo lo contrario. 

"Tengo menos miedo a su ideología que a su incompetencia".

"Dejense de asaltar el Gobierno y pónganse a trabajar. Vuelva a usted a la realidad y salga del autobús".

"Nadie puede ser presidente de una nación si no se compromete a defender la convivencia, igualdad y unidad".

Rivera: si no existiera Podemos, el PP no gobernaría

"Si España fuera un edificio sería la casa. Es cierto que la casa tiene goteras por el bipardisimo y la basura se acumula en la puerta por la corrupción. Pero si una casa tiene goteras, se arregla; si tiene basura se limpia. Pero no hay el que demoler las casa. Usted lo que quiere es tirar la casa. Usted es Demoliciones Iglesias, y claro Rufián y Bildu dicen donde hay que apretar el botón".

"Usted pone los derechos de los territorios por encima de los derechos de los ciudadanos".

"¿No le preocupa que sus únicos compañeros de la moción sean la antigua Batasuna y ERC? Yo me preocuparía porque son los que abiertamente quieren liquidar España".

"No haga el juego a los que quieren romper España. El derecho a dividir no existe".