Patxi López, hace dos meses, cuando presentó su candidatura en Madrid.

Patxi López, hace dos meses, cuando presentó su candidatura en Madrid. EFE

Política EL FUTURO DEL PSOE

Patxi López no arroja la toalla y busca su baño de multitudes en Madrid

El exlehendakari convoca a un millar de socialistas para "marcar músculo" y acabar con los rumores de pinchazo.

Noticias relacionadas

Esperó a que se despejase el calendario del PSOE e, inmediatamente después, dio el paso. El exlehendakari Patxi López presentó su candidatura al liderazgo del partido por sorpresa. Tendió la mano a Pedro Sánchez, pero provocó el efecto contrario. El ex secretario general socialista salió del estrés postraumático provocado por el virulento Comité Federal que lo derrocó y lanzó su propia campaña, llenando plazas y auditorios y haciendo que saltase por los aires el sereno camino a las primarias con el que soñaba la Gestora.

Muchos han dado por muerto a Patxi López. El diputado vasco va tercero en casi todas las quinielas, pero su equipo defiende que sólo él puede unir al partido. "Cuidado, que nos matamos", responden sus colaboradores para rehuir el choque de trenes que algunos dibujan, con Sánchez y Susana Díaz, la presidenta de Andalucía, como protagonistas.

Dos meses después, López no para de repetir que no se retirará y que no se retirará de la carrera, pese a las múltiples invitaciones provenientes del equipo de Sánchez, que considera que López resta más votos al ex secretario general que a la líder de los socialistas andaluces. 

Este domingo, en Getafe (Madrid), Patxi López tiene preparada "una demostración de fuerza", según su equipo. "Esta vez pretendemos mostrar músculo", explican, "saltándonos nuestra propia disciplina de actos pequeños, muy de tú a tú con el militante". El diputado vasco quiere meter en su álbum de fotos un encuentro con "entre 500 y 1.000 militantes" que demuestre que él, si se lo propone, también puede llenar cualquier recinto, como hace Sánchez. La anfitriona será la líder de los socialistas madrileños y alcaldesa de la localidad, Sara Hernández, el diputado por Madrid Rafael Simancas y el sindicalista Manuel Simón, amigo de su padre, entre otros. 

En el mitin se presentará además un documento con "razones para unir al PSOE" que pretende ser la base del corpus ideológico de su campaña. En él han colaborado diputados, dirigentes y militantes de toda España. Han hecho aportaciones miembros de la Ejecutiva de Sánchez, como Manuel de la Rocha o María González Veracruz, diputados como Pere Joan Pons, Eider Gardiazabal, Guillermo Meijón o Jesús María Fernández, alcaldes como Manuel Robles (Fuenlabrada, Madrid), Mikel Torres (Porgugalete, Vizcaya) o Álvaro Burrell (Monzón, Huesca). 

Algunas fuentes que no son de la campaña de López aseguran que el candidato podría tener más apoyos de los que aparenta. El ex presidente del Congreso ya cuenta con apoyos en la dirección del partido en Euskadi, Madrid, Galicia o Baleares. En Cataluña podría contar con el apoyo de Meritxell Batet, diputada por Barcelona, o Jaume Collboni, teniente de alcalde de la capital, aunque ambos guardan silencio. Lo mismo puede ocurrir en otros lugares donde López trata de persuadir a los indecisos de que sólo él puede garantizar la integración de todas las sensibilidades tras el recuento de las primarias.

Gira andaluza de Sánchez

Mientras, Sánchez sigue con su campaña, más apoyada en militantes de base y cuadros medios que en dirigentes, ya que casi todas las direcciones federales le han dado la espalda. Este domingo, mientras López celebra su primer gran acto, Sánchez hablará en Cádiz. El sábado que viene estará en Granada, según ha avanzado el alcalde de Jun, José Antonio Rodríguez. 

Sánchez, que anunció que aspiraba a un segundo mandato en Dos Hermanas (Sevilla), está pujando fuerte por representar a los críticos con Díaz. "Ellos [por el equipo de Díaz] creen que sacarán el 70% de los votos, pero subestiman que ese otro 30% o lo que saquemos nosotros, que será más, nos ayudará a ganar en toda España, porque en otras federaciones arrasaremos", explican fuentes del entorno de Sánchez.