Errejón este domingo en el Palacio de Vistalegre.

Errejón este domingo en el Palacio de Vistalegre. Patricia Morales

Política VISTALEGRE 2

Errejón, resignado a perder todo su poder: Irene Montero, probable sustituta como portavoz

Todo indica que el hasta ahora número dos de Podemos se quedará sin Secretaría Política y sin ser la voz del partido en el Congreso. Decisiones que dependen de Iglesias. 

Alberto Lardiés

Íñigo Errejón es el gran perdedor del combate de Vistalegre 2. Durante la intensa campaña interna de los últimos días, el hasta ahora número dos de Podemos siempre dijo que conocía "las consecuencias de defender mis ideas" frente a las de Pablo Iglesias. La amarga hora de las consecuencias ha llegado. Y lo más probable es que se quede sin cargo orgánico, como dirigente de la Secretaría Política, y sin su puesto de portavoz principal de Unidos Podemos en el Congreso de los Diputados. 

En campaña, Errejón llegó a dar por hecho que podría perder su poder en Podemos si Iglesias ganaba "de manera abrumadora". Eso es justo lo que ha sucedido. Este domingo, tras conocerse la victoria holgada de Iglesias, el líder de la candidatura "Recuperar la ilusión" movía ficha en el Palacio de Vistalegre. Decía estar "a la orden" y remarcaba que las bases habían pedido "unidad", pero no renunciaba formalmente a sus cargos. Es decir, no daba un paso atrás y ponía en manos de Iglesias su futuro

Así las cosas, el futuro de Errejón depende de dónde quiera colocarlo Iglesias. En los tensos días previos a la Asamblea Ciudadana, el secretario general ya deslizó que podría relevar de sus cargos a Errejón. Decía, con toda razón, que la decisión sobre el lugar que ocuparía su hasta ahora número dos dependería del Consejo Ciudadano Estatal (CCE), máximo órgano entre asambleas. 

Reunión clave sin fecha

Pasada la tormenta de Vistalegre 2, ahora ese Consejo Ciudadano recién elegido, formado por 62 miembros de los que 37 son afines a Iglesias, tiene que reunirse. No se sabe la fecha concreta de esa reunión. Todo apunta a que será este sábado o el siguiente. Pero también podría adelantarse o retrasarse. La convocatoria del encuentro será decisión del líder y su equipo más cercano. Cuando se reúnan, los consejeros decidirán sobre no pocas cuestiones de peso, entre ellas el papel de Errejón de ahora en adelante. 

Fuentes de Podemos cercanas a Errejón dan por hecho que perderá su poder en el partido y en el grupo parlamentario. Sería la consecuencia tras su enfrentamiento encarnizado contra Iglesias y, sobre todo, contra su entorno más cercano. El hasta ahora secretario político no dudó en señalar varias veces en campaña que "es evidente que en el nuevo equipo de Pablo algunos no quieren que yo siga con mis responsabilidades". 

Montero, posible sustituta

Precisamente alguien de lo que Errejón llama "nuevo equipo de Pablo" suena como principal aspirante al puesto de portavoz de Podemos en el Congreso. Se trata de Irene Montero, jefa de Gabinete de Iglesias y que actualmente ya es coportavoz en el Parlamento. Fuentes de Podemos consultadas por este diario aseguran que "no sería lógico que Errejón tenga que defender argumentos en los que cree". Además, añaden que si Iglesias dijo que se marcharía en caso de perder, su oponente debería hacer lo mismo tras ser derrotado.  

Montero cuenta con la plena confianza de Iglesias. Ha sido una de las más votadas por las bases. Y ya tiene experiencia en el Congreso. Ella misma no negaba este domingo la posibilidad de que adquiera más responsabilidades y afirmaba que "todos en Podemos" están para lo que se necesite. Además, Montero dijo que "por supuesto que Errejón debe seguir teniendo un papel fundamental, como Monedero, Bescansa o Nacho Álvarez". La mención a estas tres personas, todas ellas sin cargos orgánicos en Podemos, no pareció casual y deja entrever que Errejón puede tener los días contados como portavoz. En todo caso, como dijo la propia Montero, decidirá el Consejo Ciudadano. 

¿Sin secretaría política?

Si parece evidente que Errejón dejará de ser la voz principal de Podemos en el Congreso, más claro aún parece que se quedará sin su potente cargo orgánico. Desde Vistalegre 1 él ha dirigido la Secretaría Política. Y se repartía las tareas de poder con Iglesias. Formaban el tándem ahora destruido. Por ello, además, era miembro del Consejo de Coordinación -la pequeña ejecutiva que controla el partido en el día a día-.

En el documento organizativo de la candidatura de Pablo Iglesias, texto respaldado masivamente por las bases en Vistalegre 2, no se contempla que la Secretaría Política deba seguir existiendo. Dicho documento, llamado "Mandar obedeciendo", estipula que el Consejo de Coordinación estará formado por entre diez y veinte personas "elegidas por el Consejo Ciudadano". Y se dice que el Consejo de Coordinación se dividirá en "secretarías establecidas por el Consejo Ciudadano". 

En palabras más sencillas de entender, el CCE controlado por Iglesias puede dejar a Errejón sin su Secretaría Política (o mantenerla pero nombrar a otro responsable) y puede también dejarlo fuera de la dirección del partido. Ambas cosas están por ver. Como aviso para navegantes, Juan Carlos Monedero, íntimo enemigo de Errejón, decía este domingo que "no tiene sentido que el secretario político no sea el mismo secretario general" y que "no puede haber dos directores de orquesta porque esta desafina". Palabras por las que se vislumbra un futuro bastante oscuro para Errejón. .