Eduardo Fernández Rubiño en Madrid.

Eduardo Fernández Rubiño en Madrid. Jorge Barreno

Política EN LA LISTA DE ERREJÓN

Rubiño, 'community manager' de Podemos: "Gente del equipo de Iglesias quiere pasar el rodillo"

"Podemos no puede funcionar sin la otra mitad del partido" / "Monedero le hace un flaco favor al partido cuando siembra discordia aprovechándose de la posición externa que tiene" / "Es posible salir unidos de Vistalegre"

Eduardo Fernández Rubiño es el responsable de redes sociales de Podemos. Su trayectoria en el partido ejemplifica cómo los afectos han ido variando con el paso de los días entre los compañeros de filas. Tras trabajar durante mucho tiempo pegado a Pablo Iglesias, ahora forma parte de la candidatura de "Recuperar la ilusión", capitaneada por Íñigo Errejón, para la segunda Asamblea Ciudadana, más conocida como Vistalegre 2. Su insultante juventud no le exime de arrastrar ya algunas cicatrices políticas que afloran entre sus palabras.

El community manager de Podemos repasa con EL ESPAÑOL el difícil momento que vive la formación de los círculos. Este experto en lanzar mensajes en Twitter y Facebook, en segmentar públicos o cocinar campañas virales explica que ha dado este paso "porque lo que me ilusionó fue a ver a Íñigo y a Pablo trabajar juntos; y eso es lo que no se puede poner en riesgo". "Me temo -explica- que ha habido alguna parte del entorno de Pablo que ha intentado distanciarle de Íñigo". Y remacha que parte del equipo del secretario general "pensó Vistalegre como un modo de confrontación muy fuerte con la intención de pasar el rodillo a una parte muy importante de la organización". 

Uno de los creadores de Podemos

El entrevistado en el centro de Madrid.

El entrevistado en el centro de Madrid. Jorge Barreno

Errejón y Rubiño se conocieron en los días ardientes de protestas sociales del 15-M. El hoy responsable de redes sociales de Podemos era un estudiante de Filosofía que se había enrolado en la asociación Juventud sin futuro, cuna de muchos errejonistas. "No estaba con nosotros pero vino y recuerdo que fue muy deslumbrante e iluminador que nos hablase de lo que creía que estaba pasando", rememora. "Ese día me dije que era un tipo con el que merecía la pena hacer algo". 

Dicho y hecho, pero años después. Rubiño, como muchos miembros de Juventud sin futuro, se sumó al equipo que puso en marcha Podemos. Desde el principio aplicó para el partido de los círculos las enseñanzas que había aprendido en el 15-M, "donde se desarrolló toda una cultura de trabajo en internet". Fue uno de los artífices del crecimiento de la formación. "Cuando empezamos, no teníamos ninguna forma de lanzar nuestro partido más allá de la imagen de Pablo Iglesias en La Sexta Noche y las redes sociales". 

Por ello, desde el principio el trabajo en Twitter o Facebook fue decisivo para Podemos. Hasta el punto de que el área de redes sociales siempre ha sido "un área del Consejo Ciudadano estatal porque tiene un carácter político". Ahora, el joven Rubiño, con 25 años y un aspecto aún más aniñado, dirige un grupo de 15 personas entre personal contratado y voluntario. Es el equipo que analiza, diseña y pone en marcha las campañas que pretenden ser virales.

¿Será neutral?  

Rubiño durante un momento de la entrevista.

Rubiño durante un momento de la entrevista. Jorge Barreno

Hay preguntas que se antojan obligatorias para explicar por qué alguien que tiene una posición tan respetada como la suya en Podemos, así como un perfil a priori menos político, ha decidido ahora dar el paso de sumarse a una de las corrientes enfrentadas. Rubiño dice haber calibrado las consecuencias.

¿Cree que su toma de partido a favor de Errejón puede suponer que, si pierden frente a Iglesias, deje su cargo orgánico?

Siempre he defendido en Podemos las ideas que consideraba con independencia de si iba a haber consecuencias de este tipo. El día en que dejemos de defender aquello en lo que creemos por miedo a no salir en la foto Podemos habrá perdido mucho de lo que nos trajo hasta aquí. Estoy en Podemos desde el principio, he sido parte del equipo de Pablo y he dado esta apuesta en este momento porque lo que me ilusionó fue ver a Íñigo y Pablo trabajar juntos. Eso es lo que no se puede poner en riesgo. Me temo que ha habido alguna parte del entorno de Pablo que ha intentado distanciarle de Íñigo.

¿Cómo se compatibiliza ser el responsable de redes de un partido y tomar parte en las redes de una de las corrientes en liza de ese partido?

Todos los cargos del partido toman parte por las ideas que consideran más oportunas cuando llegan los procesos internos. La cuestión es qué se hace con los recursos del partido. En el área de redes hay compañeros que apoyan unas propuestas y compañeros que apoyan otras. Tenemos protocolos de neutralidad para casos como estos. Protocolos que estamos siguiendo escrupulosamente y que nos marca el equipo técnico. Por ejemplo, ahora mismo hay contenidos que no se retuitean desde la cuenta oficial y todo el mundo tiene un canal de acceso para denunciar si considera que no se está siendo neutral.

La división y el futuro

No son pocos los representantes de Podemos que durante los últimos días han dicho sentirse "tristes" por la imagen de división que están ofreciendo a los españoles. "Me da mucha pena lo que ha ocurrido", afirma el responsable de redes sociales. Y añade que "si he tomado la decisión de apostar por 'Recuperar la ilusión' es porque yo no compartía el planteamiento que se hizo de Vistalegre 2 por parte de algunas personas del equipo de Pablo".

He tomado la decisión porque algunas personas del equipo de Pablo pensaron Vistalegre 2 como un modo de confrontación muy fuerte con la intención de pasar el rodillo a una parte muy importante de la organización

A su juicio, ellos -a los que prefiere no identificar- "pensaron Vistalegre 2 como un modo de confrontación muy fuerte con la intención de pasar el rodillo a una parte muy importante de la organización". La clave, en su opinión, es que "Podemos no puede funcionar sin la otra mitad del partido. Podemos se necesita mutuamente. El Podemos que me ilusionó unía a toda esa gente que lanzó el proyecto y me da miedo que después de Vistalegre eso esté en riesgo". 

Errejón no para de repetir que al día siguiente de la Asamblea Ciudadana todos en Podemos tienen que caminar y trabajar juntos. Algo que parece inconcebible a tenor del nivel de la pugna entre las corrientes. Para Rubiño, "sí es posible" salir unidos. "Uno de los problemas que hemos tenido es que nos ha faltado cultura de primarias, porque tenemos debates demasiado acalorados".

Justifica su optimismo recordando que en Vistalegre 1 también la tensión se disparó y muchos pronosticaron una ruptura que nunca llegó. Recuerda que la secretaría general de Podemos no está en juego. Y apostilla, como todos los errejonistas, que prefiere no fusionarse con IU porque "Podemos ilusionó a mucha gente que no se identificaba con las etiquetas clásicas de la izquierda" y ahora toca que "Podemos se parezca más a Podemos". 

Rubiño en la terraza del Círculo de Bellas Artes.

Rubiño en la terraza del Círculo de Bellas Artes. Jorge Barreno

En Podemos la red social que más se utiliza es Telegram -"porque es una aplicación más cómoda y más segura que Whatsapp"-, pero, para concluir, Rubiño se presta a resumir (o intentarlo) en solo los 140 caracteres de un tuit algunas cuestiones clave en Podemos. 

¿Por qué debe ganar "Recuperar la ilusión"?

Porque creo que es el proyecto que ofrece más democracia, más pluralidad y más integración en Podemos.

Defina cómo está el partido ahora mismo.

Estamos teniendo un debate intenso del que podemos salir muy reforzados o heridos. Tenemos que trabajar para salir más fuertes.

Monedero le hace un flaco favor al partido cuando siembra discordia aprovechándose de la posición externa que tiene

¿Qué le parecen las declaraciones que recurrentemente hace Monedero, como sus críticas a Errejón porque "solo quiere mandar"?

Respeto mucho a Juan Carlos Monedero, pero le hace un flaco favor al partido cuando siembra discordia aprovechándose de la posición externa que tiene.

¿Cómo desea que quede Podemos tras Vistalegre 2?

Quiero un Podemos como el que nos ilusionó: transversal, con vocación de mayoría, que hable claro y que interpele al país en su conjunto y no solo a una parte.