El senador Santi Vidal en una imagen de archivo.

El senador Santi Vidal en una imagen de archivo. EFE

Política

El senador Vidal alardea de que la Generalitat tiene los datos fiscales de los catalanes: "Estáis fichados"

El senador de ERC explica que la Generalitat ya sabe qué jueces son afines de cara "al nuevo estado". 

El senador de ERC Santi Vidal se convirtió este jueves en tendencia en Twitter. Lo fue por una retahíla de afirmaciones suyas durante un tour de encuentros organizados por su partido. En ellas alardea de de la agenda oculta del Gobierno de Carles Puigdemont contra el Estado. Dice, por ejemplo, que la Generalitat “tiene todos los datos fiscales” de los catalanes. “Es ilegal”, asume el juez inhabilitado. Pero no le importa. Porque la desobediencia es la base de la independencia y del “nuevo Estado”. 

En estas declaraciones que ha ido haciendo en los últimos tiempos, el senador Vidal acepta que el supuesto acceso a los datos fiscales que ha logrado la Generalitat “es ilegal porque está protegido por la ley de bases de datos del Gobierno español”. “Pero tontos no somos, porque sabemos que no nos los facilitarán de modo voluntario. Y esto sirve para el censo electoral y para tantas, tantas cosas”. El recopilatorio de las sucesivas conferencias del antiguo juez es obra de El País.

De los 801 jueces españoles que hay en Cataluña sabemos perfectamente cuáles comparten nuestros sueños e ideales. Sabemos perfectamente quiénes se quedarán y cuáles se irán. Tenemos perfectamente diseñada la estructura judicial de la República. Para el día siguiente ya sabemos con qué jueces podemos contar

"ABSOLUTAMENTE ILEGAL"

Entre sus perlas, el senador insiste en que no puede revelar la manera “absolutamente ilegal” con la que han accedido a los datos: “Tenemos todos vuestros datos tributarios, estáis todos fichados. En el nuevo Estado no se escapará nadie. A cambio, os damos la palabra de honor de que sabréis adonde va cada euro”.

“Quien tiene que tener la base de datos de Hacienda, ya la tiene. Son datos reservados. En teoría, quienes llevamos este proceso no deberíamos tener acceso a ellas. Pero a veces pasan cosas”, amenaza. Además, advierte de que este año los catalanes recibirán una carta para que ignoren la Agencia Tributaria y que declaren de modo único en la nueva Hacienda catalana.

CONTROL DE LA JUDICATURA

En otro momento de sus intervenciones el exjuez ahora enrolado en las filas de ERC explica cómo controlan el aparato judicial. “De los 801 jueces españoles que hay en Cataluña sabemos perfectamente cuáles comparten nuestros sueños e ideales. Sabemos perfectamente quiénes se quedarán y cuáles se irán. Tenemos perfectamente diseñada la estructura judicial de la República. Para el día siguiente ya sabemos con qué jueces podemos contar".

Según el magistrado suspendido, también tienen esos mismos datos del resto de los empleados de la Administración de Justicia. "Sabemos cuál será la persona, en caso de que ese juez marche el viernes a España, que abrirá el lunes el juzgado".

LOS FILTROS

Los jueces que podrían quedarse representan algo más del 30% de la plantilla actual, aunque para seguir administrando justicia en Cataluña deberían pasar tres filtros. El primero será acreditar un nivel suficiente de catalán oral y escrito. Además, deberá conseguir una buena evaluación profesional del poder judicial y del Consell Consultiu -el equivalente al Consejo de Estado-.

No habrá ninguna depuración ideológica, ninguna, pero el compromiso de que estos que se quieran quedar, deben asumir que el poder legislativo es el Parlamento de Cataluña y ya no es España

“Y un último filtro, que este es el que tengo que ser más prudente: evidentemente no habrá ninguna depuración ideológica, ninguna, pero el compromiso de que estos que se quieran quedar, deben asumir que el poder legislativo es el Parlamento de Cataluña y ya no es España. Sobre todo en el primer período de transición jurídica, en los tres años que durará la transición, deben tener un compromiso absoluto. Y, por supuesto, habrá un organismo disciplinario externo a la judicatura". 

Unas afirmaciones, en suma, que hablan por sí solas y dejan claro qué quieren Santi Vidal y sus correligionarios para el futuro de Cataluña y, por ende, de toda España.