Felipe VI saluda al rey saudí Salman en las exequias de su hermano el rey Abdalá en enero del 2015.

Felipe VI saluda al rey saudí Salman en las exequias de su hermano el rey Abdalá en enero del 2015. Francisco Gómez Efe

Política Felipe VI, en Arabia Saudí

El rey viaja a Riad para recuperar la interlocución privilegiada de su padre con la monarquía saudí

Felipe VI, que tuvo que aplazar dos veces esta visita, activa su agenda internacional. España firmará el contrato para las corbetas de Navantia y los flecos de la prórroga para el AVE Medina-La Meca.

Felipe VI inicia este sábado una visita oficial a Riad, que se había aplazado dos veces en el último año. España espera traerse de Arabia Saudí importantes contratos económicos, entre ellos el que se firmará con Navantia para la construcción de cinco corbetas por valor de 2.000 millones. Pero el viaje del rey tiene un objetivo estratégico mayor: recuperar la interlocución privilegiada que mantenía (y mantiene) su padre con la monarquía saudí.

Felipe, que no estará acompañado por la reina Letizia, viajará con el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, y el de Fomento, Íñigo de la Serna. También irán a Riad los secretarios de Estado de Defensa, Infraestructuras y Comercio.

La delegación española incluye una nutrida representación de empresarios de sectores como transporte, construcción, ingeniería y renovables. España tiene previsto firmar definitivamente el contrato de las corbetas para los astilleros de Navantia y los flecos pendientes de la prórroga negociada en la construcción del AVE Medina-La Meca.

AVE Medina-La Meca y metro de Riad

El liderazgo de las empresas españolas en el consorcio tanto del tren de alta velocidad saudí, que puede entrar en funcionamiento a finales de este año, como en el metro de Riad fueron el resultado de la sintonía diplomática entre los dos países liderada por Juan Carlos. La última vez que el rey emérito visitó Arabia Saudí como jefe del Estado fue en mayo de 2014, poco antes de abdicar. Hace ahora dos años, Felipe VI acudió al funeral del rey Abdalá y la proclamación del actual rey Salman.

El entonces príncipe Salman recibe al rey Juan Carlos en su última visita a Arabia Saudí como jefe del Estado en mayo del 2014.

El entonces príncipe Salman recibe al rey Juan Carlos en su última visita a Arabia Saudí como jefe del Estado en mayo del 2014. Casa Real

Felipe y Salman se entrevistarán el domingo. Además de las relaciones económicas, los dos países abordarán la lucha contra el terrorismo, la cooperación en materia de seguridad y la estabilidad regional. Arabia Saudí es un país decisivo en la resolución de los conflictos en Siria, Irak y Yemen que amenazan con desestabilizar la zona.

La rivalidad regional con Irán ha llevado al país a implicarse en la guerra que se libra en Yemen. Arabia Saudí trata de evitar que Irán controle vía Yemen los estrechos de Ormuz y Bab al Mandeb, claves para el acceso al canal de Suez y el comercio internacional por el Mediterráneo.

Este conflicto ha disparado la venta de material de defensa y de doble uso de España a Arabia Saudí, que asciende a los 1.245 millones en los últimos tres años, según informes de la secretaría de Estado de Comercio. Riad se ha convertido en uno de los principales socios para el sector, que ha pasado en apenas cinco años de exportar repuestos a vender aviones de reabastecimiento, municiones, fragatas y carros.

Venta de armas y derechos humanos

Por su parte, el 90% de las importancias de España a Arabia Saudí es crudo. El país, miembro del G20, es uno de los de mayor influencia en la OPEP a la hora controlar la oferta y la demanda de petróleo y, por tanto, la oscilación de los precios del barril.

Las cifras de venta de armas fueron especialmente criticadas por Podemos en el Congreso hace unos meses. En Arabia Saudí rige la ley islámica. Diferentes ONGs y asociaciones, como Amnistía Internacional, han denunciado violaciones sistemáticas de los derechos humanos. En este tercer intento del rey por visitar Arabia Saudí, los partidos, enfrascados en debates internos y sin actividad parlamentaria en enero, no han prestado demasiada atención a la visita.

El grupo de Esquerra Republicana sí registró el viernes una proposición no de ley para que el Congreso de los Diputados inste al gobierno a denegar las autorizaciones para transferir armamento a Arabia Saudí mientras exista la más mínima sospecha de que pueda ser utilizado "para cometer o facilitar violaciones graves de los derechos humanos o del derecho internacional humanitario". La proposición se presentó para ser debatida en la comisión de Economía, Industria y Competitividad.

En el viaje previsto en noviembre, que fue aplazado, Ciudadanos pidió al rey que intercediera por el bloguero saudí Raif Badawi, encarcelado y condenado a recibir 1.000 latigazos.