Salvador Illa en el estudio de RAC1 este lunes.

Salvador Illa en el estudio de RAC1 este lunes.

España

Salvador Illa rechaza otro estado de alarma y apuesta por el "confinamiento quirúrgico" ante los brotes

Reconoce que hay que mejorar la difusión de cifras y trabaja en explicar el exceso de mortalidad a 16 días del homenaje a las víctimas.

29 junio, 2020 10:14

Noticias relacionadas

Ante los casi una veintena de brotes activos en España, todos ya controlados, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, apuesta no solo por la detección precoz de los casos como herramienta clave, también un hipotético "confinamiento quirúrgico", descartando así activar de nuevo el estado de alarma.

"No creo volvamos a confinarnos, aunque es un arma eficaz", ha explicado el titular de Sanidad, que considera que si hiciera falta se recuperaría de manera "quirúrgica". "Sería un confinamiento más local y territorial", ha señalado en una entrevista en RAC1, donde ha puesto como ejemplo el aislamiento de personas contagiadas y sospechosas que viven en un mismo edificio, como ha ocurrido en el primer brote de Cantabria, o el cierre de empresas.

Illa ha señalado que esta sería una decisión que pueden tomar las comunidades autónomas sin intervención del Gobierno, como ya hizo el pasado mes de marzo la Generalitat de Cataluña con la Conca d'Òdena (Barcelona), que estuvo confinada hasta el 4 abril y donde se experimentó un 385% más de fallecidos.

"En todos los países del mundo hay brotes y aquí también habrá", ha dejado claro Illa, que ha pedido "no bajar la guardia" porque el virus "sigue circulando". También ha destacado que no existe aún un tratamiento o una vacuna eficaz, que prevé pueda estar lista en "primavera".

"Jamás pensé en dimitir"

El ministro de Sanidad ha explicado que no se puede dar por hecho que habrá una segunda oleada en otoño y que "hay que estar preparados para el peor escenario". "Debemos anticiparnos y estar preparados. Si llegara, creo que sería de una intensidad menor", ha dicho, para añadir que el Gobierno ya trabaja en abastecerse de material sanitario. 

Ha reconocido, además, que España llegó "tarde", aunque ha aclarado que lo mismo le ha ocurrido al resto de países. Esto, ha desvelado, nunca la ha hecho cuestionarse su trabajo al frente del Ministerio de Sanidad. "Jamás se me pasó por la cabeza dimitir y nadie me lo pidió", ha afirmado. 

El positivo de Simón, un mal momento

Sobre la cifra de fallecidos, Illa ha admitido que ha habido un baile de cifras y que esto es algo en lo que se debería mejorar. "En el pico de la pandemia algunas comunidades autónomas tuvieron dificultades para introducir los datos en el momento", ha afirmado. En lo referente al exceso de mortalidad, Sanidad trabaja en dar una explicado a esta cuestión, aunque el ministro ha descartado que se deba en su totalidad al coronavirus. 

Sobre su futuro, Illa ha confirmado que seguirá al frente del Ministerio de Sanidad y descarta ser candidato del PSC a la Presidencia de la Generalitat. "Miquel Iceta es el mejor candidato", ha afirmado.

En el terreno más personal, Illa ha señalado dos momentos complicados durante estos casi tres meses. "Cuando Fernando Simón dio positivo y le trasladé a Sánchez la necesidad de limitar a las personas que fueran a los funerales".

Información sobre el coronavirus: