Ilustración: Guillermo Serrano

Ilustración: Guillermo Serrano

España Coronavirus

Desmadre a la española: pasacalles, aglomeraciones y padres sin mascarilla con el pretexto de los niños

Interior pide que se respeten las medidas del estado de alarma ante las aglomeraciones puntuales en algunos lugares tras 44 días de encierro.

27 abril, 2020 02:48

Noticias relacionadas

44 días después del inicio del confinamiento, los niños han empezado a salir a la calle acompañados de sus padres. Estos breves paseos eran algo que innumerables pedagogos, con todas las precauciones posibles, habían recomendado hasta el momento. Pero las imágenes de aglomeraciones en espacios públicos en la jornada de este pasado domingo han provocado las críticas y la preocupación de buena parte de la ciudadanía ante la "irresponsabilidad" de algunos progenitores. 

Cerca de seis millones de niños en España han salido de sus casas este domingo por primera vez desde la publicación del real decreto de estado de alarma el 14 de marzo para luchar contra el coronavirus. Sin embargo, la actitud de determinados sectores de la población de puntos toda España ha encendido las alarmas en la Moncloa, al ver peligrar el plan de desescalada.

Esas escenas se han producido de forma puntual en distintas ciudades de toda la geografía española. En Valencia, por ejemplo. Junto al antiguo cauce del Turia, una zona verde habitualmente utilizada para pasear o para andar en bicicleta, donde los niños se juntan para jugar al fútbol, decenas de padres salieron con sus hijos menores de 14 años de la mano para echar la mañana en esta zona arbolada.

Así fue la primera jornada de permisos para los menores de 14 años en Madrid

Imágenes similares se han dado en Pamplona, junto al parque de la Taconera, y en las Islas Baleares. El desbarajuste ha alcanzado proporciones tan surrealistas como estratosféricas en Murcia, en la localidad de Ulea, donde los vecinos se han venido arriba organizando un pasacalles infantil con motivo del primer día en que se permitía salir a los menores a la calle.

También en zonas del centro de Madrid, en la plaza de Goya, en pleno barrio de Salamanca, se advirtieron este tipo de escenas. Niños jugando al fútbol junto al pabellón del Wizink Center y grandes aglomeraciones que se prolongaron a lo largo de toda la mañana.

El Jardín del Turia, en Valencia, repleto de menores sin guardar la distancia social, este domingo.

El Jardín del Turia, en Valencia, repleto de menores sin guardar la distancia social, este domingo.

O en Alicante, donde la Policía Local constató este domingo numerosos incumplimientos en las salidas de los niños. "No se puede ir a más de un kilómetro de casa y no se puede coger el coche para desplazarse a otras zonas. Las playas y parques están cerrados", aseguran desde el consistorio.

Ante esa situación algunos regidores locales han empezado a llamar a la responsabilidad. En la capital de la Comunidad Valenciana, la vicealdaldesa de la ciudad emitió un mensaje apelando al sentido común de los ciudadanos. “Responsabilidad. Abrimos los jardines para pasear por entornos agradables no para jugar a fútbol. Pensad en qué piensan cuando ven esto los restaurantes y comercios cerrados con el enorme esfuerzo económico que están haciendo. Advertencia: lo que no funcione se dará marcha atrás".

Por el momento desde el ministerio del Interior piden calma a la ciudadanía y se muestran prudentes. Es pronto todavía para realizar balances. "Es el primer día, aún no tenemos datos. A nosotros, más allá de situaciones puntuales, no nos reportan que se estén produciendo incumplimientos graves o generalizados. Cuando tengamos los datos de la jornada se podrá hacer un estudio detallado".

Fuentes del ministerio aseguran a EL ESPAÑOL que, de resultar necesario, se reforzaría la vigilancia en zonas puntuales. Y que se hará todo lo posible porque la vuelta a la normalidad se haga del modo más prudente y sensato posible.

En la mañana del domingo, precisamente en Valencia, un helicóptero de la Policía Nacional se dedicó a sobrevolar los márgenes del río advirtiendo a los viandantes con el siguiente mensaje: "Les habla la Policía: deben respetar la distancia de seguridad y los horarios establecidos".

El gobierno, en la encrucijada

Esta actitud de determinados ciudadanos en diversas ciudades de toda España ha desatado un aluvión de críticas en las redes sociales, donde han proliferado imágenes realizadas desde los balcones que demuestran esa falta de cuidado a la hora de realizar los paseos permitidos con los menores. 

La situación está poniendo en un aprieto al gobierno de Pedro Sánchez. Esta medida ya acarreó cierta polémica la pasada semana cuando se planteó inicialmente que los menores podrían acompañar a sus padres a farmacias y supermercados, los lugares más concurridos y con mayor posibilidad de contagio.

Ante el pavor generalizado que provocó esta decisión, el gabinete de Sánchez decidió recular. El ejecutivo conformado por el PSOE y Podemos rectificó para optar por los permisos iniciados este pasado sábado con los breves paseos de los menores acompañados por sus padres.

El incumplimiento y las desbandadas denunciadas en las últimas horas en las redes sociales podrían actuar como un freno en estas medidas planificadas por el ejecutivo. En esta desescalada, el presidente del Gobierno anunció el sábado que si los datos continuaban mejorando, a partir del 2 de mayo se podrá salir para hacer deporte de forma individual y a dar paseos con las personas con las que convivamos si "la evolución de la epidemia es favorable".

Eso sí, "no vamos a recuperar de golpe toda la actividad y movilidad social. La vamos a hacer por etapas", dijo el presidente, quien aclaró que deberá estar coordinada con las mismas reglas. "La máxima será una: entramos juntos y vamos a salir juntos como país".

Todo lo que está ocurriendo en las últimas horas podría revertir la situación y frenar el progresivo desconfinamiento programado por Sánchez. En su comparecencia de este domingo, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, fue interpelado por diversos medios locales ante situaciones similares, todas ellas detectadas en lugares de la geografía española. El titular de la cartera que gestiona directamente la pandemia aseguró que, en el caso de que hubiera que hacer "algún ajuste" en la salida de los menores, se harán sin dudarlo ni un instante. 

Advertencia de la Policía

Las escenas en todos los puntos de la geografía española han puesto sobre aviso a las Fuerzas Y Cuerpos de Seguridad del Estado, sobre todo a la Policía Nacional, encargada del control de las ciudades.

Al inicio de la jornada del domingo la cuenta de Twitter del cuerpo policial advertía de las condiciones de las salidas controladas de los menores de 14 años. "Pueden salir a pasear, jugar y correr. Recuerda la regla de los cuatro unos: un adulto, una vez al día, una hora, un kilómetro. ¡Y siempre con seguridad!".

El incumplimiento de las normas establecidas para el paseo con niños podría conllevar sanciones desde 601 euros, según advierte Legálitas basándose en la Ley de Seguridad Ciudadana, y entendiendo que estas multas irán en la misma línea que el resto de las sanciones por no acatar las restricciones de movilidad que hasta el momento se están tramitando. 

Este lunes, cuando en Interior se conozcan los primeros datos tras las primeras horas de permisos a los menores, se sabrá las medidas que se van a tomar en el seno de la Policía Nacional y de la Guardia Civil.

Información sobre el coronavirus: