Cartel en euskera y árabe en un colegio público de Gallarta.

Cartel en euskera y árabe en un colegio público de Gallarta.

España INMERSIÓN LINGÜÍSTICA

Denuncian que un colegio vizcaíno rotula las clases en euskera y árabe, pero prescinde del español

Desde el colegio público argumentan que de esa forma facilitan la inmersión lingüística de dos niñas que no saben ni castellano ni euskera.

Noticias relacionadas

Euskera, árabe ¿y no castellano? Ahí está la polémica en el Colegio Público El Casal, en la localidad vizcaína de Gallarta. Uno de los padres se ha sentido molesto porque en el colegio de su hija este año han aparecido unos carteles en euskera y en árabe, y no en la lengua común y oficial de toda España, lo que considera una discriminación: "Ya anteponen el árabe al castellano", subraya.

Desde este centro son conscientes del revuelo causado, pero aseguran que los carteles están ahí porque la profesora encargada de hacer la inmersión lingüística así lo ha decidido, al contar este curso con dos niñas de origen magrebí.

Desde la dirección del centro matizan, no en vano, que los carteles en euskera tampoco habían estado ahí hasta ahora, y que sólo han sido cuatro los colocados. La razón: que las dos menores no tienen como idioma materno ni el castellano ni el euskera. 

Todo en euskera

Con esta iniciativa el centro quiere que las menores se sienten a gusto y se vayan adaptando tanto al idioma como a sus compañeros. Desde la dirección además recuerdan que la oferta lingüística de este colegio público es el Modelo D, lo que implica que todas las materias son impartidas en euskera, a excepción de Lengua Castellana e Inglés. 

Por ello, quitan hierro al asunto y dicen que son conscientes del malestar puntual de un padre que no ha ido a más. "El día del Olentzero (personaje de la tradición navideña vasca) hubo un padre que se molestó, pero no ha pasado por la dirección ha poner una queja", señalan desde la dirección.

Recuerdan que no es la primera vez que se lleva a cabo esta práctica, ya que en cursos anteriores se ha procedido a la misma forma de actuar. "Yo en clase tuve dos niños de origen portugués y les preguntaba a ver cómo una palabra determinada se decía en idioma, así todos aprendían", comenta una de las profesoras que ahora es parte de la dirección.