El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, en una imagen de archivo.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, en una imagen de archivo. Efe

España

Revilla votará contra la investidura de Pedro Sánchez tras conocer el acuerdo entre PSOE y ERC

"No mencionan la Constitución ni una sola vez en un documento de dos páginas", alegan en la dirección del partido regionalista cántabro. 

Noticias relacionadas

La ejecutiva del PRC ha aprobado por unanimidad votar en contra de la investidura de Pedro Sánchez tras conocer el contenido del pacto del PSOE con ERC. "No mencionan la Constitución ni una sola vez en un documento de dos páginas, el PRC votará no a Sánchez", han asegurado fuentes del equipo del presidente cántabro a EL ESPAÑOL. 

El PRC se mueve así de su posición en julio, Jose María Mazón fue el único apoyo que ató el PSOE tras las elecciones del mes de abril y sumó su sí al de los 123 diputados socialistas. 

"Ninguna carretera, ningún AVE, nada justifica el que nos carguemos la unidad de España", señaló Revilla hace dos días, anteponiendo la unidad nacional a los compromisos adquiridos con Cantabria por parte del PSOE. 

El PRC votará no a la investidura de Sánchez

En esa misma línea ha seguido Mazón este jueves, asegurando que el PRC no aceptará un acuerdo con los independentistas catalanes que "ponga en riesgo la unidad de España".

El acuerdo entre PSOE y ERC para facilitar la investidura de Pedro Sánchez incluye el compromiso de crear una nueva mesa de negociación paritaria entre el Gobierno español y el Govern catalán para buscar una solución al "conflicto político" en Cataluña que pueda ser validada en una consulta a la ciudadanía catalana.

Con el 'no' del partido de Miguel Ángel Revilla, la investidura queda en manos de Coalición Canarias, Teruel Existe y BNG, estos partidos no han aclarado todavía el sentido de su voto y se han movido entre la abstención y el sí. Lo que decidan unos y otros puede llegar a suponer un empate, lo que provocaría una investidura fallida.