Imagen de las barricadas ardiendo en La Junquera.

Imagen de las barricadas ardiendo en La Junquera. Reuters

España

Reabren la AP-7 pero los disturbios no remiten tres días después del asalto de Tsunami a la frontera

La plataforma separatista ha dado por terminada la movilización pero la Policía se emplea a fondo en dispersar a grupos de CDR que siguen creando desórdenes. 

Noticias relacionadas

Siguen los cortes de tráfico y los disturbios por tercer día en la AP-7. El dispositivo policial compuesto por Mossos d'Esquadra, Guardia Civil y Policía Nacional en el paso fronterizo de La Jonquera (Girona) ha abierto tras tres días de protesta en la AP-7 diligencias de investigación por delitos de desórdenes públicos contra 170 personas que han secundado el corte de carretera de Tsunami Democràtic.

Hasta el momento, y a falta de sumar las últimas diligencias practicadas este miércoles en la AP-7 a la altura de Salt, las diferentes unidades policiales han procedido a retirar 97 vehículos, de los que dos han sido trasladados al cuartel de La Jonquera, ocho han sido enviados a depósito y el resto -87 vehículos- han sido recuperados por sus propietarios tras despejarse la vía.

El operativo policial se está llevando a cabo desde el Centro de Coordinación (CECOR) instaurado por los mandos de Mossos, Policía y Guardia Civil -además de bomberos, servicios de emergencia y policías locales- desde el mismo día que se hizo pública la sentencia condenatoria contra los líderes del 'procés', el 14 de octubre.

El primer corte de la AP-7 fue realizado por simpatizantes de Tsunami Democràtic en la frontera con Francia el lunes, día festivo en el país galo y en el que no circulaban camiones. El martes a primera hora, la Gendarmería procedió a actuar contra los centenares de manifestantes, utilizando contra ellos material antidisturbio como gas pimienta. Hubo 18 detenidos del lado francés y uno más en la zona española por atentado contra agente de la autoridad.

Una vez traspasada la frontera, del lado español aguardaban los Mossos d'Esquadra y la Guardia Civil, que desvió a los manifestantes hacia caminos de tierra. Las personas que secundaron la protesta habían levantado un escenario donde hubo actuaciones musicales durante la noche y también cruzaron vigas y medianas de hormigón en la calzada.

El martes por la noche, de nuevo centenares de simpatizantes de Tsunami Democràtic cortaron la AP-7, aunque esta vez a unos 40 kilómetros al sur de la frontera de la Jonquera, a la altura del municipio de Salt. También se anunció en paralelo otro corte en Irún, en el País Vasco, que provocó retenciones hasta la medianoche, cuando se suspendió la acción independentista.

Tráfico restablecido

Este miércoles a primera hora Tsunami Democràtic ha emitido un comunicado en el que ha dado por finalizado el corte de la AP-7, aunque decenas de personas han tratado de permanecer en la vía, donde habían levantado barricadas utilizando incluso árboles cortados y esparcido cristales rotos.

Pasadas las 11.00 horas el tráfico en la AP-7 había sido parcialmente restablecido tras la actuación en un dispositivo en el que han participado, según fuentes policiales, agentes de los Mossos, de Policía Nacional y de Guardia Civil. Sin embargo, tras tres días de disturbios en la AP-7, la situación sigue sin estar bajo control. 

 

Continúan los cortes de los CDR en la AP-7

Además, hay vehículos atrapados en el corte que tienen las ruedas pinchadas y daños que dificultan el restablecimiento de la circulación, según han informado los Mossos d'Esquadra.

La plataforma separatista asegura que con el cierre al tráfico que se ha producido desde "el día 11 al 13 de las dos vías principales catalanas entre Francia y España, la AP-7 y la N-II", han logrado por primera vez que "tenga que intervenir la policía francesa en lo que el Gobierno español quería reducir a una cuestión interna de orden público". 

Además, se vanaglorian de la repercusión que ha tenido el cierre en los medios "internacionales de América y Asia" e insiste en que se ha logrado cierta internacionalización del conflicto.

Territorio catalán

En uno de los párrafos, Tsunami reclama directamente el territorio de esa supuesta república catalana asegurando que los cierres al tráfico se han producido "en territorio catalán bajo las dos administraciones (española y francesa), en el Principado y en Cataluña Norte, involucrando a una ciudadanía con pasaportes diferentes que comparten la misma lengua , cultura y país".

La plataforma advierte de que "pese a la violencia francesa y española", la acción "ha desbordado los controles y previsiones de la Policía francesa y española, incapaces de incidir en el desarrollo de la acción hasta pasadas 24 horas" gracias "a la fuerza de la gente".

El comunicado incluye un órdago al Estado asegurando que toda la acción de estos tres días ha sido posible gracias a una aplicación que ha permitido agilizar la organización y hacerla más efectiva, en referencia a las acciones de la Guardia Civil para cerrar parte de sus redes sociales.

Tsunami promete volver con más acciones en su calendario de protestas que serán anunciadas pronto.