Torra, durante su declaración institucional en TV3.

Torra, durante su declaración institucional en TV3.

España

Torra atribuye a "infiltrados" la violencia que azota Barcelona

El president catalán ha pedido "parar ahora mismo" los actos vandálicos que se han producido como segunda noche consecutiva y tras las presiones del Gobierno para que condenara la violencia.

Noticias relacionadas

El president de la Generalitat, Quim Torra, ha hecho un llamamiento a "parar ahora mismo" los actos vandálicos que se han producido también el miércoles por la noche en Barcelona para evitar que estos incidentes dañen al independentismo, a la vez que ha alertado sobre "grupos infiltrados" en estos disturbios.

Tras el segundo día de disturbios en Barcelona, Torra ha hecho un llamamiento a la "serenidad" y ha espetado: "Esto se debe parar ahora mismo. No hay ninguna razón ni justificación para un acto vandálico".

Después de que se repitieran imágenes de hogueras y de altercados en el centro de la capital catalana, Torra ha dirigido un breve mensaje institucional a través de TV3.

El Gobierno de España llevaba todo el día del martes exigiendo a Torra que se posicionara en contra de la violencia. Incluso Pedro Sánchez, horas antes de las palabras del president, le exigió que fuera una condena expresa.

Pero ninguna presión había hecho mella en la decisión de Torra de no ir contra la calle. Ha sido la calle, precisamente, la que ha hecho que Torra tuviera que posicionarse aunque fuera echando balones fuera y asegurado que se trata de "grupos infiltrados" que están boicoteando "el pacífico movimiento independentista".

"El movimiento independentista no es ni ha sido violento", y "siempre" ha condenado la violencia. Por lo que ha llamado a cesar estas actitudes.

Torra ha asegurado que las protestas independentistas siempre han sido "pacíficas y cívicas", porque este talante hace que "no perdamos la razón", ha advertido.

Acto seguido, ha apelado a no permitir que actos provocados, según él, por "grupos de infiltrados y provocadores" dañen la imagen del independentismo. "No debemos caer en la trampa que nos ponen (...). No toleraremos las provocaciones" por parte de unos pocos, ha dicho.

El presidente catalán ha tildado de "normal y bueno" que haya protestas ante una sentencia "aberrante", ha dicho en alusión al fallo del Tribunal Supremo que ha condenado a entre 9 y 13 años a los dirigentes independentistas.

"El 1 de octubre derrotamos al Estado sin destrozar nada. El independentismo construye, no destroza; no va contra nadie", ha añadido Torra, que ha pedido "serenidad, determinación, civismo y no violencia" en el escenario abierto tras la sentencia.

El presidente de la Generalitat ha participado en una de las marchas ciudadanas organizadas por ANC y Omnium para protestar contra la sentencia.

Una respuesta "forzada"

El Gobierno considera que la declaración del presidente de la Generalitat, Quim Torra, en la que hizo un llamamiento a "parar ahora mismo" los actos vandálicos en Barcelona, fue "forzada y a rastras de la violencia", después de haberse negado a condenarla durante días.

Así lo han trasladado fuentes del Ejecutivo, que califican de "lamentable" la falta de mención de Torra a los mossos, la policía catalana dependiente de la Generalitat, que está manteniendo el orden y trabajando por la convivencia en Cataluña".