Activistas independentistas intentan paralizar el Aeropuerto de El Prat.

Activistas independentistas intentan paralizar el Aeropuerto de El Prat. Efe

España

Por qué es difícil frenar a Tsunami Democràtic: un sistema cifrado y meses de desarrollo del plan

Marlaska admite los esfuerzos del Ministerio de Interior para determinar quién está tras el movimiento que respaldan miles de personas en Cataluña.

Noticias relacionadas

"Terminaremos sabiendo quien está detrás de estos movimientos del Tsunami Democrátic", afirma el ministro de Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska. Un esfuerzo dedicado a desentrañar quién mueve los hilos de las protestas que se han desatado en Cataluña -y a las que llaman también en otras ciudades- tras la sentencia del procés. Pero las unidades dedicadas a investigar el trasfondo de este movimiento se están encontrando algunos problemas.

No será cuestión sencilla. El sistema de comunicaciones de Tsunami Democràtic cuenta con un sistema de encriptado para blindar quién está tras la difusión de las convocatorias. Un movimiento que en sus redes sociales cuenta con más de 400.000 seguidores.

Marlaska habla del trabajo que desempeñan "los servicios de Inteligencia"; una afirmación que puede englobar desde los Servicios de Información de la Guardia Civil (SIGC) hasta la Comisaría General de Información (CGI) de la Policía Nacional. Y también puede referirse al Centro Nacional de Inteligencia (CNI), que en este momento depende del Ministerio de Defensa.

"Por supuesto que hay investigaciones", afirma el titular de Interior, en declaraciones a TVE. Los esfuerzos se centran en el movimiento Tsunami Democràtic, que ha irrumpido con tanta fuerza en las últimas horas. Sin embargo, Interior se encuentra con algunos problemas para localizar a los instigadores de este movimiento.

Meses de trabajo

Los primeros datos apuntan a que llevan meses trabajando en el desarrollo de un sistema de comunicación propio. Las convocatorias se han movido, a diferencia del 1 de octubre de 2017 -cuando se hacía a través de redes sociales-, por un sistema interno de mensajería.

El desarrollo de este sistema, que se descarga a través de una aplicación móvil, se ha mantenido en secreto hasta que ha estallado el movimiento. Ahora ha conseguido que miles de personas se movilicen a través de vías alternativas a los medios tradicionales.

Los creadores de la aplicación, detallan fuentes policiales a EL ESPAÑOL, han desarrollado un sistema de encriptado para dificultar una atribución concreta a su actividad. O lo que es lo mismo, determinar quién, con nombres y apellidos, lanza las convocatorias.

Además, Tsunami Democràtic cuenta con vías de Telegram y Twitter, entre las que suman a más de 400.000 seguidores. El objetivo de Marlaska es localizar de dónde proceden todos estos mensajes, quién mueve los hilos de las convocatorias y lograr una anticipación policial a episodios como los cortes de carreteras o la toma del aeropuerto de El Prat.

La cuenta de Tsunami Democràtic en Twitter existe desde septiembre de este año. A continuación, el primer tuit de la cuenta:

Los investigadores sospechan que, por lo tanto, el movimiento está ideado desde meses atrás. Líderes separatistas catalanes -desde Quim Torra hasta Carles Puigdemont-, así como personalidades públicas -con el anuncio de Pep Guardiola- secundan su mensaje. Y anuncian más actos para "recuperar la iniciativa" en el desafío independentista catalán.