Ramos, con Selman Yousra, su representado, de quien ha difundido imágenes íntimas.

Ramos, con Selman Yousra, su representado, de quien ha difundido imágenes íntimas.

España ABUSOS SEXUALES

Marruecos, a punto de condenar a Félix Ramos entre nuevas denuncias de pederastia en España

Este jueves se reanuda en Tánger el juicio al español encarcelado desde junio por “abuso de menores y trata de personas”.

Tánger

Noticias relacionadas

Tres meses después de ingresar en la prisión de Tánger por presunto delito de “abuso de menores y trata de personas”, varios jóvenes españoles denuncian a este medio que Félix Ramos (38 años) les solicitó fotografías desnudos y en ropa interior, “marcando el paquete”, para poder conseguirles una carrera de modelos. Los captaba en eventos benéficos siendo menores de edad y les ofrecía ser su representante en el mundo de la moda. Para ello le tenían que enviar imágenes, “en un proceso que puede llevar meses y años”, les advertía.

El español, encarcelado desde el 18 de junio, conoció a Daniel (nombre ficticio para preservar su identidad) y a su amigo en una gala benéfica en Marbella para recaudar fondos dirigidos a los enfermos de esclerosis múltiple. Ramos era presentador del evento mientras los chicos desfilaban. “Se encaprichó de nosotros. Insistió en que quería quedar para ser nuestro representante porque nos veía futuro en el mundo de la moda y de la televisión”, explica a EL ESPAÑOL en una entrevista telefónica este universitario de 20 años.

Primero se ganaba la confianza de los menores citando a sus familias para proponerles ser su representante y después comenzaba a solicitarles fotos de desnudos por las redes sociales. “A partir de ahora es trabajo confidencial, cualquier cosa que hagas es un trabajo y entre nosotros (…) No comentes con nadie ni nada para hacer un buen trabajo”, es uno de los mensajes a los que ha tenido acceso EL ESPAÑOL.

Coincidieron por primera vez cuando Daniel tenía 15 años y estaba en la ESO. Ramos estuvo enviándole mensajes privados en las redes sociales hasta tres meses antes de ser detenido, según explica la víctima. “Faltan de ropa interior -fotos-, importante, siempre bien marcado el paquete, aunque suene feo, jajaja, pero es así, no valen planas, ¿vale? (..) Como te digo, el resultado final puede cambiar mucho tu futuro positivo o no en este mundo, y yo soy muy serio con ello”, reza en uno de los mensajes en los que Ramos solicita fotografías al menor.

“Incidía mucho en los desnudos”

El joven contactó con EL ESPAÑOL tras leer las informaciones publicadas sobre Félix Ramos que delataban sus presuntas relaciones con menores a ambos lados de El Estrecho. “Pensé... Voy a ser valiente y contar lo que a mí me ha ocurrido porque otras personas pueden pasarlo peor con este hombre”, confiesa el denunciante.

-¿Quién se iba a pensar todo esto de él? Con tantas fotos que tiene con todo el mundo…, se pregunta Daniel, a quien siempre le había gustado la moda.

Ramos le solicitó imágenes desde en traje de gala, bañador o ropa interior hasta desnudo para confeccionar un álbum de modelo. “Incidía mucho en los desnudos, insistentemente. Me mandaba ejemplos de los representados que ya tenía. Fotos que no son normales, ya me entiende usted”, especifica el joven.

Le mencionó una agencia de Londres, lo mismo que a otra víctima de Marbella, y “que esta gente después tenía contactos con Disney”, precisa. Incluso, algunas comprometidas con su representado Selman Yousra, quien durante el proceso ha remitido al fiscal y al juez una carta en defensa de Ramos. Daniel se pregunta si Selman “sabrá qué circulan fotografías y vídeos suyos completamente desnudo” para que lo imitara. Incluso en una de las imágenes, se ve al joven de origen marroquí en una bañera hablando con la persona que le graba y se reconoce perfectamente la voz de Félix Ramos.

Le ofreció “incontables veces ir a Marruecos con todos los gastos pagados, con este hombre que también está acusado, Falete, y con gente del programa de Mujeres, hombres y viceversa”.

La primera foto que Daniel envió a Ramos era en ropa interior; pero acabó cediendo a una segunda, una silueta de su desnudo tapando los genitales. Ramos no estaba satisfecho y le devolvió un mensaje con una captura de pantalla de Estudio Claqueta sin foto de perfil que decía: “Está bien, pero se tiene que esforzar más, tenemos demasiados modelos en espera”. Daniel explica que “no sé si sería él mismo con otro número, pero me venía a decir que tenía que llegar más lejos”.

“No debería haberlo hecho, pero eres pequeño y te embauca de tal forma que al final acabas cediendo. Y eso nos ha pasado a muchos”, lamenta el joven. Rememorando la historia, Daniel confiesa: “Esto de los desnudos mis padres no lo saben, porque si mi padre se hubiera enterado este señor a la cárcel no hubiera llegado”, dice bromeando

A pesar de no volver a ver a Ramos, “me seguía escribiendo constantemente a las redes sociales y por WhatsApp”, lamenta el joven. Incluso “empezó a incidir en mi vida sentimental, me preguntaba por mi orientación sexual; y me escribió que a él algunas veces le atraían las personas del mismo sexo. Yo me preguntaba, y este hombre por qué me está contando esto a mí”, especifica Daniel.

20.000 euros para pararlo

El juicio se reanuda este jueves, después de que en la anterior vista la madre de Ramos y un familiar ofreciesen 200.000 dírhams (alrededor de 20.000 euros) a la víctima de los abusos para que retirase la denuncia. El documento que le entregaron a firmar fue requisado por la abogada de la ONG No toques a mis hijos y se ha invalidado tras las declaraciones del joven a la policía.

En esos momentos, las personas cercanas al caso y que tras el encarcelamiento de Ramos rápidamente viajaron a España, anunciaron con alegría en las redes sociales la supuesta libertad de Ramos. Se trata de María Rodríguez Almendros, fundadora y presidenta de la desmantelada ONG Ningún Niño sin Techo, y Manuela Vilches, quien según el denunciante brindó un apartamento a Ramos y Ricardo Ojeda, Falete, para mantener relaciones sexuales con él siendo menor. Esta incluso dirigió una carta a la embajada de España en Rabat citando a ciertos españoles conocidos que la avalaban y presionó a este medio para rectificar las informaciones publicadas.

Félix Ramos ya ha sido condenado a tres meses por estafa a un empresario belga de origen marroquí y a un francés residente en Marruecos a quienes timó 3.000 y 8.000 euros por la venta de productos de la Guardia Civil y el ingreso en la asociación de Huérfanos de esta entidad. Sigue pendiente de otro juicio en el tribunal de segunda instancia por el mismo delito.

Nuevas denuncias

De hecho, continúan llegando denuncias de personas presuntamente engañadas económicamente por Félix Ramos, que ya operaba en otras zonas de España, como Asturias y Galicia, pero además que intentaba abrir una sucursal en Miami. Desde allí, en una videoconferencia, Prince Arthur Louis Pagan explica que le ofreció entrada a la Orden de San Constantino el Grande como priores en Florida por 1.500 euros.

Para la ceremonia, cena, capa y medalla, les pidió 1.200 euros extra. Además les ofreció entrada a la supuesta Antorcha Dorada de la Paz y a la Orden de Huérfanos de la Guardia Civil por mil euros por persona. Los pagos se realizaron a nombre de Víctor Manuel Reyes Ramos, sobrino del detenido. Como había ocurrido en los casos ya denunciados, incluso a Carmen Lomana. “Obviamente, Félix nos tomó el pelo con sus estafas”, lamenta Pagan.

Desde Valencia, el poeta Juan Benito Rodríguez, también abonó 600 euros a Ramos para ingresar en la Orden de la Antorcha Dorada “al comprobar que estaba muy introducido en temas de Órdenes y entidades afines, y ya que a mí me gusta ese mundo”, detalla. Algunas semanas después, Félix le envió la foto con su falso nombramiento por la UNESCO.