Íñigo Errejón, en su presentación como cabeza de lista de Más País a las elecciones del 10-N.

Íñigo Errejón, en su presentación como cabeza de lista de Más País a las elecciones del 10-N. Efe

España

Errejón pactaría con Sánchez aunque aplique el artículo 155 en Cataluña antes del 10-N

Asegura que "no habría que hipotecar un Gobierno progresista por esta decisión", que él no comparte. Su deseo es avanzar en temas sociales

Noticias relacionadas

Si el Gobierno decide aplicar el 155 en Cataluña antes de las elecciones generales del 10-N, Más País no cerrará la puerta al PSOE ante un futuro pacto. Así lo ha dejado claro Íñigo Errejón, que aunque "no compartiría" la aplicación de este artículo asegura que "no habría que hipotecar un Gobierno progresista por ello" porque se puede estar de acuerdo en otras cuestiones "que no pueden esperar".

Errejón considera que activar el 155 "sería un error" porque "no hay motivos" después de que este martes el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, dejara la puerta abierta a hacerlo ante las presiones de PP y Ciudadanos y la escalada de tensión en Cataluña. "Nosotros no le acompañaríamos en esa decisión. Aunque en una cosa no estemos de acuerdo podemos avanzar en otras", ha explicado en una entrevista en la SER para poner como ejemplos el blindaje de las pensiones y los precios del alquiler y avanzar en la protección de la mujer ante la violencia de género.

En esta línea, rechaza que Sánchez "se escore en esa dirección" -la de una posible aplicación del 155 en Cataluña- solo por el hecho de que haya "algunas manifestaciones con incidentes violentos" que, apunta, pueden ser castigados por el Código Penal. Y va a más, ya que desde su punto de vista "hace falta un acuerdo de convivencia, primero entre catalanes y luego votarlo", algo en lo que coincide con la tradicional posición del PSOE sobre los referéndum: convocarlo solo para refrendar un acuerdo previo entre las formaciones políticas. 

Errejón no apoyaría a Sánchez en la aplicación del 155

"No me veo en una foto con Sánchez y Rivera"

El exdiputado de Podemos ha insistido en que "no existe el acuerdo perfecto" y que su objetivo no es otro que uno que "satisfaga a la mayoría". Por eso, su opción de pacto tras el 10-N pasa por las fuerzas progresistas y, en concreto, con el PSOE, con los que se sentarán a negociar desde el minuto uno. Eso sí, Errejón ha alertado de que votar a Sánchez no asegura un refuerzo del bloque progresista porque "si se le vota uno ya no sabe si se va a ir con Casado o con Rivera", por lo que la opción más segura para retener el voto en la izquierda es Más País.

Lo que ha dejado claro Errejón es que en ningún momento participará en un Ejecutivo en el que esté Ciudadanos. "No me veo en una foto con Sánchez y Rivera", ha dicho. Se sentará únicamente con la izquierda (PSOE y Unidas Podemos), a quien acusa de "falta de pragmatismo". También alerta de que los socialistas no van a lograr una mayoría absoluta y que eso puede favorecer a las tres derechas. "Eso ya lo he vivido en Madrid", dice pidiendo así "llegar a acuerdos" entre las formaciones de izquierda.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez Efe

Un programa electoral "sin sorpresas"

Sobre el programa de Más País, Errejón ha adelantado que "no habrá sorpresas" porque lo que se planteará el 10-N no dista apenas de lo que defiende Más Madrid y lo que ha hecho Manuela Carmena en el Ayuntamiento de la capital. 

Convencido de que "vamos a tener una representación importante" en el Congreso, el líder de Más País ha explicado que se presentarán "allí donde tengamos la garantía para sumar al bloque progresista". Para precisamente sumar deberá sentarse con Pablo Iglesias, con el que reconoce que "llevamos un tiempo largo sin conversar".