Pancarta contra la violencia machista del Centro Cultural Casa del Reloj de Arganzuela (Madrid).

Pancarta contra la violencia machista del Centro Cultural Casa del Reloj de Arganzuela (Madrid). Twitter

España

Primer cisma PP-Cs en Madrid: la guerra por las pancartas contra la violencia machista

Cs afirma que cada Junta de Distrito decide qué carteles colgar en sus edificios y que su partido conservará las pancartas contra el machismo.

Partido Popular y Ciudadanos han tenido su primer desencuentro en el recién instaurado Gobierno municipal madrileño. Este martes se han comenzado a retirar de algunos edificios públicos de las Juntas de Distrito, carteles contra la violencia machista. Por el momento, los distritos confirmados por fuentes del Gobierno donde se ha efectuado su retirada han sido Arganzuela, bajo control del PP, y Vicálvaro, perteneciente a Cs.

Fuentes del Ayuntamiento han trasladado a Europa Press que la instalación de banderas en edificios municipales está regulada por ley y el caso de estas pancartas no se acoge al caso. Situación distinta es que para una ocasión puntual y especial, por ejemplo, en el Orgullo, se permita la instalación pero no de forma permanente

Sin embargo, fuentes de Ciudadanos consultadas por EL ESPAÑOL afirman que cada Junta de Distrito tiene libertad para elegir qué carteles cuelgan de sus edificios y ha asegurado que en aquellos que son dirigidos por su formación, se mantendrán los carteles contra la violencia machista. No obstante, fuentes del Partido Popular han replicado que se quitarán "en todos los distritos del PP -que tiene 11- y Cs -con 9-".

Asimismo, han declarado que Silvia Saavedra, responsable del área de Familias y Bienestar Social, todavía no ha asumido las funciones de su cargo, pero que en cuanto lo haga pedirá explicaciones al PP, puesto que consideran que su acción ha sido "muy precipitada" y no acordada. 

Con respecto a Vicálvaro, el distrito de Ciudadanos en el que varias fuentes confirmaron la retirada del cartel, la formación 'naranja' ha afirmado que están trabajando para conocer qué ha pasado, puesto que ellos no han dado ninguna orden para eliminarlo. Horas más tarde, Saavedra ha escrito un tweet en el que se ve que la pancarta de Vicálvaro continúa en su sitio y ha instado a la oposición a "dejar las Fake News". 

Críticas de la oposición

Rita Maestre, portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento, ha cargado contra "la primera medida del gobierno Cs-Vox-PP" y ha recordado que la concejala responsable del área de Familias y Bienestar Social "es de Ciudadanos". "'El Gobierno sensato', se autodenominan", ironiza en Twitter.

El portavoz de Más Madrid en la Asamblea, Íñigo Errejón, ha recordado que hace un año "se aprobaron por unanimidad en los plenos de distrito" la instalación de estas pancartas contra la violencia machista. "Hoy PP-Cs-Vox ordenan retirarlas. ¿Qué ha cambiado? ¿Han dejado de asesinar mujeres? En Madrid no queremos retroceder", espeta Íñigo Errejón a través de las redes sociales.

La que fuera delegada de Políticas de Género y Diversidad en el gobierno de Ahora Madrid, Celia Mayer, ha tachado de "irresponsabilidad" esta decisión ya que supone "retirar el rechazo explícito del Ayuntamiento a la violencia contra las mujeres". Termina su mensaje con el hashtag #Niunamenos.

Legislación de los carteles

El Partido Popular argumenta que la retirada de las pancartas contra la violencia machista se debe a que su instalación en edificios municipales está reglado. Aunque no especifican a qué ley se refieren, desde Ciudadanos han declarado que revisarán la Ley 39/1981 por la que se regula el uso de la bandera de España y el de otras banderas y enseñas.

Según el artículo 8 de dicha Ley, "se prohíbe la utilización en la bandera de España de cualesquiera símbolos o siglas de partidos políticos, sindicatos, asociaciones o entidades privadas" y el número 9 recoge que "las autoridades corregirán en el acto las infracciones de esta Ley, restableciendo la legalidad que haya sido conculcada". 

No obstante, las pancartas contra la violencia machista colgadas de los edificios públicos tienen el sello del Ayuntamiento de Madrid y no aparece explícitamente ningún símbolo ni marca perteneciente a una entidad privada.