Gabriel Rufián, portavoz de ERC, este jueves en el Congreso de los Diputados.

Gabriel Rufián, portavoz de ERC, este jueves en el Congreso de los Diputados. EFE

España INVESTIDURA

ERC abre la puerta a abstenerse en la investidura de Sánchez: "Diálogo y ya veremos"

"El no bloqueo no significa dar un cheque en blanco a Sánchez", asegura Rufián. JxCat también se abre a "no bloquear", pero a cambio de contrapartidas. 

ERC se abre a abstenerse para que Pedro Sánchez sea presidente del Gobierno, aunque no aclara a cambio de qué condiciones. El portavoz del partido en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián, no ha querido utilizar la palabra abstención, pero sí se ha mostrado dispuesto a facilitar la investidura. "No vinimos con la intención de bloquear absolutamente nada", ha dicho este jueves tras reunirse con la portavoz del PSOE en la Cámara Baja, Adriana Lastra. 

"La reunión ha sido positiva", ha dicho Rufián. "Nosotros hemos ido con el mejor ánimo y predisposición. Me alegra hablar con el PSOE de Lastra y no con el de [Emiliano] García-Page, [Javier] Lambán o [Josep] Borrell", según el. "Lo de hoy es un primer paso para seguir dialogando". "Diálogo, diálogo y diálogo y verenos", ha dicho. 

"El no bloqueo no significa dar un cheque en blanco a Pedro Sánchez", ha advertido. "Nos conviene a todos un PSOE valiente", según él. Debería ser "de izquierdas" y respetar los anhelos del pueblo de Cataluña, que según Rufián apuesta por la autodeterminación o el derecho a decidir. 

ERC no bloqueará la investidura de Sánchez pero exige al PSOE dialogar sobre Cataluña

Sin embargo, Rufián no ha sido claro en cuanto a las condiciones para ese desbloqueo, que es una forma de llamar a la abstención o al voto a favor. Ha hablado de dialogar sobre la situación de Cataluña, de que Josep Borrell no repita como ministro e incluso de que influiría que Ada Colau no fuese alcaldesa de Barcelona con los votos del PSC y, especialmente, de Manuel Valls. El portavoz de ERC ha asegurado no tener "líneas rojas". 

JxCat se mantiene en el "no"

Su postura difiere de la de Junts Per Catalunya, que este jueves ha anunciado que en este momento no apoya la investidura de Sánchez porque "no se dan las circunstancias" ante la "vulneración de derechos" de los tres diputados de esta formación que se encuentran en prisión preventiva y que han sido suspendidos.

Así lo ha apuntado en una rueda de prensa la portavoz de JxCat, Laura Borrás, quien tras lamentar que su partido no pueda votar "en bloque" con sus siete escaños por la suspensión de sus tres compañeros, ha advertido también de que no habrá "más cheques en blanco" a Sánchez por parte de esta formación.

Lastra pide desbloqueo "a todos"

Tras Borràs y Rufián, la portavoz del PSOE ha comparecido para explicar su posición. En una rueda de prensa, Lastra ha reconocido que le ha pedido a las formaciones independentistas que no bloqueen la investidura pero ha aclarado que eso no significa negociar su abstención. Incluso si esa abstención es decisiva para que Sánchez siga en la Moncloa. 

"No queremos hacer descansar la gobernabilidad de España en formaciones independentistas. Por eso estamos pidiendo a los demás partidos que no bloqueen la investidura".

"No hay ninguna negociación. No hemos iniciado ninguna negociación. Lo que hay es diálogo porque es lo que nos toca a los portavoces parlamentarios para sacar adelante una investidura", ha abundado. 

Según ella, todo el diálogo que a partir de ahora continúe el PSOE será "dentro de la ley" y respetando la Constitución. 

Las cuentas de la investidura

De momento, el PSOE cuenta con sus 123 diputados y con el escaño del Partido Regionalista de Cantabria. En total, 124 diputados asegurados. Confía además en poder sumar a Unidas Podemos (42), PNV (seis) y Compromís (uno). Estas tres formaciones no han comprometido su apoyo pero están dispuestos a otorgarlo con condiciones que el PSOE considera negociables. En total, 173 diputados.

En frente tiene 149 "noes" confirmados: PP (66), Ciudadanos (57), Vox (24) y Coalición Canaria (2). Navarra Suma, coalición de Unión del Pueblo Navarro (UPN), PP y Ciudadanos, tiene dos escaños, pero sólo negociará su apoyo o, más bien, abstención si Sánchez le otorga el Gobierno de Navarra y el de Pamplona, algo a lo que el PSN no está dispuesto.

Los partidos independentistas, ERC, JxCat y EH Bildu, suman 26, aunque cuatro de ellos están suspendidos y no pueden votar. En total, Sánchez tiene sobre la mesa como mínimo 173 potenciales "noes", tantos como síes. La abstención de ERC, JxCat o EH Bildu sería determinante.