Captura del discurso del imán en el aparcamiento del Estadio de los Juegos Mediterráneos.

Captura del discurso del imán en el aparcamiento del Estadio de los Juegos Mediterráneos. Twitter

España

Un imán de Almería prohíbe a los musulmanes "trabajar para el partido racista y xenófobo de Vox"

Santiago Abascal ha condenado el "mensaje de odio" y ha censurado el ataque "contra un partido legal que tiene casi tres millones de votos".

Noticias relacionadas

"Está prohibido que los musulmanes trabajen para partidos racistas y xenófobos". Con estas palabras, un imán de Almería se dirigió a sus feligreses en el fin del Ramadán para prohibirles trabajar para Vox. Cientos de musulmanes residentes en Almería se reunieron en la explanada del Estadio de los Juegos Mediterráneos para celebrar el fin del Aid El Fitr y recibieron atentamente el sermón que el imán les tenía preparado.

A pesar de que la jutba se desarrollaba en árabe tradicional, el imán prefirió cambiar el idioma de su discurso al castellano con el objetivo de que todos los asistentes entendieran el ataque a la formación de Santiago Abascal, según informa Noticias de Almería.

"Hermanas y hermanos, hoy estamos unidos. Cualquier amenaza contra un musulmán es una amenaza contra nosotros", comenzó el imán. "Está prohibido que cualquier musulmán trabaje con estos partidos de racismo y xenofobia", añadió el encargado de dirigir la oración colectiva, que consideró "una vergüenza y un escándalo" ver a un musulmán "trabajando a favor de Vox o uno de los partidos que están ahí (en el racismo y la xenofobia)". Tras esta arenga, el imán continuó la homilía en árabe.

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha recogido estas declaraciones en su cuenta oficial de Twitter, donde se ha preguntado: "¿Nos vamos a acostumbrar al grito de Allahu Akbar en las calles?". Abascal también ha considerado que el imán "lanzó mensajes de odio contra un partido legal que tiene casi tres millones de votos".

Primera fuerza política en El Ejido

En las elecciones autonómicas andaluzas del pasado 2 de diciembre, Vox consiguió 43.468 votos en Almería y este apoyo le sirvió a la formación de Abascal para ser la tercera fuerza en Almería y la más votada en El Ejido. En Roquetas y La Mojonera, otros dos municipios almerienses donde se concentra un mayor número de población inmigrante, Vox se convirtió en el segundo partido con mayor apoyo. Gracias a estos resultados, la formación logró dos escaños en el Parlamento de Andalucía.