España

Sirenas y gritos de "fascista" contra el minuto de silencio de Cs en el pueblo de Josu Ternera

"No nos habéis callado con tiros, no nos váis a callar con sirenas", ha dicho Albert Rivera tras el homenaje.

De espaldas con una pancarta que rezaba "No sois bienvenidos, no queremos fascistas". Así han recibido los vecinos de Ugao-Miraballes a Albert Rivera, que este jueves ha visitado el municipio vizcaíno, localidad natal del etarra José Antonio Urrutikoetxea. 

Allí acudía el líder de Ciudadanos para "a honrar a las víctimas del terrorismo". Un homenaje en forma de minuto de silencio que se vio boicoteado por una sirena que sonó durante el acto en Miraballes por las víctimas del terrorismo. Allí, esperando a Rivera, había también lazos amarillos e ikurriñas.

Al salir de la furgoneta en la que llegó al lugar, Rivera fue recibido con una mezcla de aplausos y gritos d e"fuera, fuera". Pocos minutos después, mientras se dirigía al homenaje, fue cuando los vecinos mostraron su rechazolos alrededor de 300 simpatizantes de la izquierda abertzale concentrados.

Al pasar por el lugar, el líder de Cs les ha dicho 'Egunon', han iniciado cazeroladas y algunos de los manifestantes le han llamado 'fascista', y le han emplazado a irse del municipio.  Varios comercios locales se encontraban cerrados y se podían ver persianas cerradas en señal de rechazo.

En la puerta de la ermita, esperaban la llegada de Rivera el secretario general del partido, José Manuel Villegas, la candidata naranja al Parlamento Europeo, Maite Pagazaurtundúa, y los diputados de la formación naranja en el Congreso, Joan Mesquida y Edmundo Bal. Desde allí iniciaron un recorrido por la localidad, que concluirá en el Frontón, donde los dirigentes de Ciudadanos recordaron públicamente a las víctimas del terrorismo

"No nos váis a callar con sirenas"

Rivera, se ha dirigido a los simpatizantes de la izquierda abertzale que, con sirenas, intentaban boicotear el acto de homenaje: "No nos habéis callado con tiros, no nos váis a callar con sirenas". Además, ha asegurado que quiere ver "cómo el PSOE, que también ha sufrido el terrorismo en sus carnes", y el PP, se suman a la prohibición de homenajes a ETA, que impulsará su partido.

Tras recordar a las 11 personas asesinadas por 'Josu Ternera', ha destacado que todas ellas eran inocentes, y entre ellas había seis niños. "Hay que ser un cobarde y una bestia para asesinar y mandar matar en un cuartel de la Guardia Civil con niños", ha señalado en alusión al atentado de Zaragoza el 11 de diciembre de 1987.

En este sentido, ha afirmado: "Eso es lo que hacía vuestro vecino, y en vez de señalarle por lo que hacía, le aplaudís. Por eso, venimos aquí y vendremos las veces que haga falta a cualquier pueblo de España", ha añadido.

Ortuzar, en contra

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, opinó horas antes de la visita que Rivera "está en su derecho" de hacer un acto político en Ugao-Miraballes, pero le ha acusado de utilizar a las víctimas de ETA en campaña electoral. 

Ortuzar ha asegurado que no le gusta la visita "y a las víctimas tampoco, que se les utilice para fines partidistas" y en campaña electoral.

Según ha dicho Ortuzar, "Rivera tiene todo el derecho del mundo a venir a Ugao a hacer un acto político y yo tengo todo el derecho del mundo de hacer crítica política" de esa decisión, y ha reiterado que considera el acto de Ciudadanos "una indignidad". 

Ha recordado que Ugao "ha conocido la violencia de ETA", ya que precisamente el joven militante del PNV Iñaki Ibargutxi fue asesinado allí hace 33 años, en un atentado reconocido por ETA cuando anunció su desaparición. 

A su entender, "estigmatizar a todo un pueblo por una persona" que nació en ese municipio "es una auténtica barbaridad y lo que viene a hacer Rivera, como pasó en Errenteria hace un mes", es situar a Ugao "en la lista negra".