Testigos empleados por los ladrones.

Testigos empleados por los ladrones. Policía

España

Si al volver de vacaciones te encuentras con este plástico en tu puerta, llama a la Policía

La Policía advierte a través de redes sociales de este método, empleado habitualmente por los ladrones para marcar las casas en las que robar.

Días festivos, pero no para todos. Los ladrones aprovechan estas jornadas para entrar en casas que ahora están vacías de gente. No sólo eso. También marcan las puertas de las viviendas para encontrar cuáles están habitadas y cuáles no. Y lo hacen con un método sencillo, basado en pequeños trozos de plástico que colocan en los marcos de las puertas.

Es un procedimiento habitual. La Policía Nacional alerta de que los ladrones son más activos en estos días festivos: aprovechan la ausencia de gente para entrar en los edificios y colocar trozos de plástico o papel en las puertas de las viviendas. Son trozos discretos y que, en muchas ocasiones, el inquilino no llega a detectar.

El objetivo es detectar qué casas están habitadas y en cuáles no encontrarán ningún tipo de resistencia. Los ladrones regresan al cabo de unos días a las casas que han marcado y analizan de nuevo el marco de las puertas. Si el trozo de papel o plástico que han colocado sigue en su lugar, es que la vivienda está vacía. Por el contrario, si ya no está o se lo encuentran tirado en el suelo, significa que alguien ha entrado.

La Policía recomienda que se llame al 091 en el caso de encontrarse estos trozos de plástico en la puerta de casa. Puede constituir una pista importante en el marco de una investigación, habida cuenta de que podría contener las huellas dactilares del criminal que las ha colocado. También es posible que hayan entrado por otra vía, como una ventana. Por eso, el mejor modo de proceder es el de no manipular la prueba y llamar directamente a los agentes.

"Si llegas a casa después del finde y te encuentras estos testigos en el suelo, llámanos", escribió la Policía en sus redes sociales recientemente.

En la imagen, además, la Policía muestra una mirilla cubierta con algún tipo de ungüento o pegamento. Este es otro método empleado por los ladrones para llevar a cabo sus golpes: llaman a la puerta simulando ser alguien conocido o una persona de confianza -agente de gas, electricista, etcétera- y el propietario de la vivienda, al tener el visor cubierto, tiene que abrir la puerta para ver quién ha llamado.

El aviso se repitió en las últimas Navidades. Porque las vacaciones son las fechas en las que los ladrones se mueven con mayor comodidad.