Zulo intervenido por la Guardia Civil.

Zulo intervenido por la Guardia Civil.

España GUARDIA CIVIL

El clan de las Renault Kangoo tenía un zulo "como los de ETA" en Paracuellos del Jarama

La Guardia Civil intervino 57 vehículos a la familia de origen marroquí; la investigación sigue en marcha en el país vecino.

Noticias relacionadas

La finca que utilizaba el clan delictivo en Paracuellos del Jarama (Madrid) albergaba una sorpresa para los investigadores de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil. Bajo un montón de escombros y oculto por una gran plancha metálica, los agentes localizaron un zulo "como los de ETA" que los criminales empleaban para doblar las matrículas de los vehículos que habían sustraído. Su obsesión eran las Renault Kangoo que vendían en Marruecos. Su actividad era frenética: se han recuperado 57 vehículos, pero todavía falta por detectar cuántas han llegado hasta suelo africano.

Fuentes de la investigación consultadas por EL ESPAÑOL señalan que es uno de los operativos en los que se ha intervenido un mayor número de vehículos sustraídos: "Generalmente roban dos, tres, cuatro coches, les doblan las matrículas y se los quitan de en medio; en este caso, intervenimos 25 el mismo día de la explotación y otras 32 desde el pasado mes de septiembre".

Se trata de un clan familiar de origen marroquí que había diversificado su actividad delictiva. El cabecilla era el padre y había implicado a tres de sus cuatro hijos; el cuarto todavía es menor de edad. Se dedicaban a robos de vehículos, robos en farmacias y otros establecimientos.

Vehículos intervenidos por la Guardia Civil en el marco de la operación.

Vehículos intervenidos por la Guardia Civil en el marco de la operación. GC

Su objetivo principal, no obstante, eran las Renault Kangoo; concretamente, las del modelo de 2007. Pero, ¿por qué de esta marca y de este modelo? El motivo principal es porque el clan tenía varias Renault Kangoo en propiedad y de origen legal. Así tenían las documentaciones que duplicaban con facilidad. Pero también hay otro motivo: "Es una furgoneta muy asequible y tiene mucha salida en Marruecos, donde la usan como taxi, para transportes, etcétera", señalan las mismas fuentes de la investigación.

El tapón de la gasolina

Los ladrones habían desarrollado una técnica muy precisa para cometer los robos. Rastreaban diferentes poblaciones de la Comunidad de Madrid hasta dar con las furgonetas del mismo modelo y color que ellos tenían. Robaban el tapón de la gasolina y, a bordo de sus propios vehículos, tallaban una llave virgen que iban limando hasta que encajase perfectamente en la ranura: "Eso son unos cinco minutos".

Con esa nueva llave accedían al vehículo. Pero no todo estaba hecho. Los ladrones contaban con un sistema para anular el sistema de seguridad que tiene la centralita de las Renault Kangoo. Arrancaban y se llevaban los vehículos hasta Paracuellos del Jarama, donde los dejaban "enfriándose" -en jerga policial- en las calles del municipio durante varios días. Así se aseguraban que no tenían ningún dispositivo GPS o que las fuerzas policiales les hubieran seguido el rastro.

Placas intervenidas por la Guardia Civil al clan de las Renault Kangoo.

Placas intervenidas por la Guardia Civil al clan de las Renault Kangoo. GC

La siguiente fase de la operación se explotaba en la finca rural que tenía el clan familiar en Paracuellos. Un espacio semi abandonado, lleno de cochambre y con varias caravanas habilitadas como viviendas. "Allí cambiaban las matrículas, el número de bastidor, la documentación...".

Los agentes de la Guardia Civil se encontraron en las dependencias un zulo "como los de ETA": "Lo encontramos casi de casualidad". El habitáculo estaba oculto bajo un montón de bicicletas viejas, de leña y de una gran chapa metálica. "Dentro tenían las dos troqueladoras para matrículas, placas vírgenes y todo lo que necesitaban para sus falsificaciones".

Finalmente, el clan trasladaba los vehículos hasta Marruecos. Utilizaban mulas a las que pagaban alrededor de 1.000 euros por cruzar el Estrecho con las furgonetas. Las Renault Kangoo se vendían con facilidad en el país vecino y a precios asequibles.

La Guardia Civil ya ha trasladado a las autoridades marroquíes los informes de su operación para que se siga investigando la trama en su territorio. No se descartan nuevas detenciones.