Sánchez, este sábado en Alicante.

Sánchez, este sábado en Alicante. EFE

España ELECCIONES GENERALES

Sánchez cree que no necesitará pactar y pide un Gobierno "que dependa de sus propias fuerzas"

El presidente pide evitar la amarga victoria andaluza: "Ahora mismo, ganar no es sólo ser primero. Es ganar y gobernar. No nos confiemos", pide. 

La victoria electoral del PSOE que auguran todas las encuestas está haciendo mella en el ánimo socialista. Se nota en las percepciones de algunos dirigentes o incluso en el aforo de alguno de los actos del partido. Tanto es así que Pedro Sánchez cree que podrá gobernar sin ningún pacto con otras fuerzas. 

Así lo ha manifestado en la mañana de este sábado, durante un mitin en Alicante junto al president de la Generalitat, Ximo Puig. "Necesitamos una amplia mayoría porque son muchos los desafíos que tenemos por delante", según él.

Sánchez cree que no necesitará pactar y pide un Gobierno "que dependa de sus propias fuerzas"

"Lo que necesitamos es estabilidad política. Pido un Gobierno que hable con todos pero que dependa única y exclusivamente de sus propias fuerzas. Pido al conjunto de españoles una amplia mayoría parlamentaria que garantice la estabilidad para afrontar las transformaciones" que necesita el país. 

El asunto de los pactos es uno de los que el PSOE ha evitado durante esta precampaña, pero PP, Ciudadanos y Vox han hecho de él uno de sus ejes, al recordar que si Sánchez ha sido presidente es gracias al apoyo de los partidos independentistas. 

La aritmética tras el 28-A

Las encuestas dibujan un escenario en el que el PSOE aumentará considerablemente su representación en el Congreso de los Diputados, desde los 84 escaños actuales hasta los 120 o 130, según el estudio. La mayoría absoluta se sitúa en los 176 y está por ver que la caída de Podemos y la movilización de la derecha no permita que, aun con victoria del PSOE, haya una mayoría de PP, Ciudadanos y Vox.

Eso es lo que ocurrió en Andalucía y contra la abstención que podría propiciarlo se conjura Sánchez. "Cada voto que se quede en casa será un voto por la involución y el retroceso", ha advertido. 

En un momento del mitin, en el que también participaron el ministro Pedro Duque, cabeza de lista por Alicante, y el candidato socialista a la presidencia de la Comisión, Frans Timmermans, Sánchez ha asegurado que su electorado se confió en Andalucía pensando que podía ganar. El público lo ha interrumpido recordándole que, en realidad, el PSOE-A ganó las elecciones. "Ahora mismo, ganar no es sólo ser primero. Es ganar y gobernar. Tenemos que ganar y gobernar. No nos confiemos", ha pedido.

"No nos tenemos que confiar. A lo que juega la derecha es a la abstención", según él.