Un lazo amarillo colocado en el Palau de la Generalitat.

Un lazo amarillo colocado en el Palau de la Generalitat. Efe

España

Torra retirará los lazos amarillos pero baraja colocar algún símbolo alternativo

En un comunicado ha avisado de que "mantendrá un respeto pleno a la libertad de expresión". 

Torra, el president de la Generalitat, ha confirmado que retirará los lazos amarillos y las banderas esteladas de los edificios públicos, tal y como le había recomendado el Defensor del Pueblo. Ahora busca un símbolo alternativo para seguir reivindicando la libertad de los presos del procés.

La Junta Electoral Central había avisado en las últimas horas al responsable independentista, que había hecho caso omiso de los requerimientos. Su respuesta ha llegado fuera de plazo y después de que se pronunciara el Síndic de Greuges, el equivalente al Defensor del Pueblo Catalán. El objetivo era "preservar escrupulosamente la neutralidad ideológica" durante las elecciones. 

Torra, por su parte, ha aclarado, a través de un comunicado, que "no dará ninguna orden como le exigió la Junta Electoral". Seguirá las recomendaciones del Síndic, "manteniendo un respeto pleno a la libertad de expresión". 

La Generalitat de Torra ultima una "solución imaginativa" para hacer caso al Defensor y dejar claro que no está conforme con la decisión instada por la Junta Electoral Central. Según ElNacional.cat, la fachada de la Generalitat no quedará desnuda de símbolos y aunque se retirarán los lazos, el círculo de Torra estudia colgar una lona de amarillo u otra pancarta de reivindicación.

La JEC, que arbitra los periodos electorales y vela por la limpieza y la igualdad de condiciones entre los contendientes, considera que tanto los lazos amarillos como las esteladas en los espacios señalados son contrarios a la obligada neutralidad política en las instituciones y suponen una impropia propaganda partidista.