Pedro Sánchez, en una comparecencia reciente en Moncloa.

Pedro Sánchez, en una comparecencia reciente en Moncloa. EFE/Mariscal

España ELECCIONES GENERALES

Sánchez anticipa las generales con el 14 y el 28 de abril como fechas posibles

El presidente convoca hablará a las 10:00. Fuentes de su entorno confirman a EL ESPAÑOL que en esa comparecencia fijará la fecha de la cita con las urnas.

Noticias relacionadas

El fin de la legislatura se precipita. Pedro Sánchez aún no ha dicho una palabra. A pesar de que se ha pasado dos días en el Congreso de los Diputados y ha mantenido su agenda de reuniones en el Palacio de la Moncloa, el presidente del Gobierno no ha dicho una sola palabra en público desde los mítines del PSOE del fin de semana. 

Sin embargo, todas las declaraciones que en privado han hecho sus más destacados colaboradores y ministros y los anuncios hechos por su equipo de comunicación apuntan a que Sánchez ya ha decidido poner punto y final a la legislatura. Comenzó con Rajoy en la presidencia y ha terminado con el naufragio de los Presupuestos Generales del Estado, algo que no ocurría desde 1995. 

Desde su equipo se ha especulado fundamentalmente con dos fechas, el 14 de abril, aparecida por primera vez el lunes en una información de la agencia EFE, de titularidad estatal, y el 28 de abril, que comenzó a cobrar fuerza como posibilidad de consenso a partir del martes. Esas siguen siendo las fechas con más posibilidades para que se celebre la cita con las urnas. 

En la tarde de este jueves, fuentes oficiales de Moncloa anunciaron que este viernes se celebrará un Consejo de Ministros extraordinario. Será a las 9:00 horas y, justo a continuación, Sánchez comparecerá para hacer una "declaración institucional", algo que en el argot periodístico significa que el presidente hablará pero no responderá a ninguna pregunta de la prensa.

A continuación, se celebrará el Consejo de Ministros ordinario, el que toca todos los viernes, con la rueda de prensa habitual al término. El punto más destacado del orden del día es el final del expediente de exhumación de Francisco Franco, tras lo cual estaría todo casi listo para proceder a su traslado fuera del Valle de los Caídos.

El artículo 115 de la Constitución indica que "el presidente del Gobierno, previa deliberación del Consejo de Ministros, y bajo su exclusiva responsabilidad, podrá proponer la disolución del Congreso, del Senado o de las Cortes Generales". En otras palabras: Sánchez tiene que convocar un Consejo de Ministros antes de disolver las Cortes. Por ese motivo, el anuncio de esa reunión extraordinaria del Gobierno para este viernes desató de inmediato todas las especulaciones. 

El calendario que dibuja esta convocatoria extraordinaria desató este jueves todas las especulaciones. El artículo 42.1 de la Ley electoral indica que "los decretos de convocatoria señalan la fecha de las elecciones que habrán de celebrarse el día quincuagésimo cuarto posterior a la convocatoria". ¿Qué día llega 54 después de que se publique en el BOE un hipotético decreto de elecciones decidido este viernes? El 11 de abril. España no vota en jueves desde el 28 de octubre de 1982, una de las fechas más dulces en toda la historia del PSOE. Entonces, Felipe González, un joven abogado de Sevilla, hizo historia imponiéndose con una mayoría absoluta que no ha sido igualada desde entonces: 202 diputados de los 350 que componen el Congreso de los Diputados. 

Sin embargo, fuentes del entorno directo de Sánchez descartaron la posibilidad de que los comicios se celebren el 11 de abril.

No es descartable que el Consejo de Ministros extraordinario sirva meramente para añadir solemnidad al anuncio que quiera hacer Sánchez y no vaya acompañado de un decreto de convocatoria. En ese sentido, podría anunciar, sin promulgar decreto alguno, que las elecciones serán el 14 de abril o incluso el 28. 

Sánchez convocó en octubre una reunión extraordinaria del Gobierno para aprobar los objetivos de estabilidad presupuestaria que debía remitir a la Comisión Europea. El Consejo extraordinario no era formalmente necesario, pero el presidente lo citó igualmente para dar más relevancia a la decisión del Ejecutivo. 

Otro elemento aparentemente incomprensible hace pensar a algunos que Sánchez, en realidad, lleva una semana en un extraño juego de desorientación de propios, extraños y medios de comunicación. El Consejo de Ministros ordinario, que seguirá al teórico anuncio electoral, contiene la aprobación del "Anteproyecto de Ley Orgánica que modifica la Ley Orgánica 2/2006 de Educación".

¿Qué sentido tendría aprobar un anteproyecto de ley que jamás podrá ser siquiera tramitado (y mucho menos aprobado)? ¿Significa eso que el Consejo de Ministros extraordinario no tiene como propósito más que analizar la situación tras el rechazo a los Presupuestos y cómo seguir gobernando a partir de ahora? Fuentes del entorno de Sánchez aseguran que el presidente pondrá fecha este viernes a las elecciones y que esa duda quedará despejada. La respuesta definitiva, en unas horas.