Ada Colau (d.), Manuela Carmena (centro) y Óscar Camps (izq.) en el Vaticano.

Ada Colau (d.), Manuela Carmena (centro) y Óscar Camps (izq.) en el Vaticano. Twitter

España

Colau, Carmena y el director del Open Arms se reúnen con el Papa para hablar de inmigración

Las alcaldesas de Madrid y Barcelona, además de Camps, asistirán este sábado en Roma a una reunión informal con otros alcaldes de Italia.

Noticias relacionadas

El papa Francisco este viernes a humanizar la política y a promover la acogida de inmigrantes durante un encuentro con las alcaldesas de Madrid Manuela Carmena, y de Barcelona Ada Colau, y con el fundador de la ONG Open Arms, Óscar Camps.

"Hemos compartido la necesidad de promover con más fuerza y más convicción que nunca esos valores humanistas que nos juntan a un gran mayor parte de la población más allá de que luego cada uno tenga sus creencias", dijo Colau tras la reunión con el pontífice en el Vaticano, de alrededor de una hora de duración.

Francisco se interesó por las políticas que las dos mayores ciudades de España llevan a cabo para acoger a los inmigrantes y la regidora de Barcelona le explicó que han asistido a unos 15.000 inmigrantes en los últimos cuatro años

En la reunión también se habló de los perjuicios del "discurso del miedo, de demonizar al otro, de deshumanizar a las personas que huyen del horror que por ejemplo hay en Libia", de donde parten muchos de los inmigrantes que ponen rumbo a Europa vía mar, dijo la alcaldesa. En este sentido Colau dijo que el papa "estaba muy preocupado" con el auge de la ultraderecha y de los discursos del odio. 

Por su parte Carmena señaló que con "la enorme oportunidad" de mantener una reunión privada con el papa han podido "compartir la enorme satisfacción, la grandísima alegría que significa para una ciudad cuando se abre" y acoge al extranjero.

"El papa nos ha dado un mensaje que es muy importante, el de humanizar la política. Él decía que la política es absolutamente necesaria. No se puede vivir la depreciación, la desconsideración, que la propia política se está acreciendo así misma", consideró.

El fundador de la ONG Proactiva Open Arms, que se ha dedicado en los últimos años a salvar vidas en el Mediterráneo, celebró los llamamientos del papa a "proteger" a los inmigrantes y consideró que ese discurso demuestra que "no todo está perdido".

"Siempre es bienvenido cuando estás cansado de oír gritos y voces como Trump, Putin o Salvini y te encuentras otro discurso completamente diferente. No todo está perdido", opinó el activista, que ya se ha reunido con el pontífice en otras ocasiones. 

Reunión con alcaldes italianos

Las alcaldesas de Madrid y Barcelona, además de Camps, asistirán este sábado en Roma a una reunión informal con otros alcaldes de Italia para explorar nuevas estrategias y acciones comunes para defender los salvamentos en el mar y promover la acogida y el asilo.

También participará en la reunión la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, el director de Open Arms, Oscar Camps, así como representantes de las ONG dedicadas al salvamento marítimo Sea Watch y Mediterranea.

Carmena estará acompañada en este viaje por la primera teniente de alcalde y delegada del área de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Marta Higueras. Antes de esa cita sobre la crisis en el Mediterráneo, la regidora firmará este viernes un memorándum de entendimiento (MOU) con Jose Graziano da Silva, director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y el Desarrollo (FAO).

Con este acuerdo, el Ayuntamiento de Madrid pretende, entre otros objetivos, intercambiar experiencias y cooperación a fin de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, apoyar la lucha contra el hambre y fomentar la sostenibilidad de los sistemas alimentarios.

Los líderes políticos reunidos en Roma quieren sellar una alianza entre ciudades europeas para apoyar a las organizaciones humanitarias y a los barcos de salvamento que operan en el Mediterráneo para ayudar a los migrantes. Al mismo tiempo, van a manifestar su intención de trabajar unidos para revertir la involución de los principios fundacionales de la Unión Europea, basados en la solidaridad y el respeto a los derechos humanos.

En las últimas semanas los barcos de rescate Aita Mari, Open Arms y Sea Watch 3 han recibido la denegación administrativa para desarrollar las tareas de salvamento marítimo humanitario.

Ante esta situación, las ciudades quieren explorar una estrategia conjunta para la defensa de los derechos humanos y el derecho a la vida de los migrantes. Se trabajará para consensuar una actuación unitaria de emergencia y los efectos del apagón humanitario en esta zona del mar Mediterráneo.