Pablo Casado admite que la irrupción de Vox puede causarles daño en Andalucía.

Pablo Casado admite que la irrupción de Vox puede causarles daño en Andalucía.

España

El PP declara la guerra a Vox: "Votarles es ayudar a los socialistas"

Noticias relacionadas

El PP teme que Vox les arrebate votos en Andalucía y apelan al voto útil para frenar la sangría. Este fin de semana los dirigentes populares han incrementado las críticas al partido de Santiago Abascal. Ese mensaje ya ha calado entre las primeras filas populares y el último en repetirlo ha sido el diputado y portavoz adjunto Rafael Hernando: "Es otra forma de ayudar a los socialistas".

"Es evidente que si los que van a tirar el voto apoyando a Vox decidieran votar al PP los días del PSOE en la Junta de Andalucía estarían contados. Por lo tanto votar a Vox es otra forma más de ayudar a los socialistas, ya sea Pedro Sánchez o Susana Díaz. No votar, también", señaló Hernando a través de su cuenta de Twitter.

Desde el PP ya se habían producido ataques velados a Vox, pero hasta este fin de semana se habían realizado con mucha cautela. El primero en hacerlo fue el candidato a presidir la Junta, Juanma Moreno, quien antes del inicio de la campaña ya advirtió a los ciudadanos andaluces de que su apoyo a ese partido "no les servirá ni mucho menos" para conseguir un escaño, pero sí puede provocar que el PP "no pueda liderar el cambio en Andalucía".

Sin embargo, los datos ofrecidos por las encuestas publicadas desde el inicio de campaña han activado definitivamente las alarmas. Según los sondeos, Vox podría lograr entre 1 y 3 escaños en el Parlamento andaluz y los populares temen de verdad que sus potenciales votantes migren a esta formación y mengüen sus números, lo que facilitaría a las izquierdas crear pactos. 

Ese temor lo mostró públicamente el sábado el líder del PP, Pablo Casado, durante un mitin en Córdoba, una de las regiones donde temen que se puedan producir más desvíos de votos. Allí llamó a concentrar en el PP todo el voto útil del centroderecha y admitió que el desvío de votos a Vox, aunque sean pocos, les puede hacer perder un escaño que por el reparto de la Ley D'hont acabaría en Adelante Andalucía: "Los apoyos a Vox podrían provocar que perdiéramos el cuarto escaño, que iría para Podemos".

Unión por el voto útil

Las advertencias de Casado abrieron la veda y este domingo varios dirigentes populares apelaron directamente al voto últil para frenar la huida de votos hacia Vox, e intentar impedir una posible unión de Díaz con Adelante Andalucía (la marca de Podemos e Izquierda Unida) que les arrebatara las elecciones. 

Después de Casado, el vicesecretario general de Organización, Javier Maroto, compartía en su cuenta de Twitter la encuesta publicada por ABC, y alertaba de que ese desvió de votos puede alzar a la izquierda.

"Es así de real. Un voto claramente a la derecha puede acabar ayudando a un partido claramente a la izquierda".

Otros líderes han sido mucho más directos, como el alcalde de Véjar, que el domingo en Algeciras arremetió directamente contra el partido de Abascal y afirmó que “votar a Vox es tirar el voto a la basura”. O el del PP de Alicante, Antonio Peral Villar quien compartía la encuesta y apelaba directamente a los votantes de ese partido: "La encuesta deja una importante reflexión dirigida a los que dicen que votarán a VOX: el 3,6% (entre 0-1) podría quitar al PP hasta 8 escaños y por tanto, la posibilidad de desalojar al PSOE de la Junta. Es importante que se sepa lo que representa cada voto".

La sombra de Vox acecha al Partido Popular en provincias como Córdoba y Sevilla y también en Málaga, donde reconocen hay riesgo de que el partido de Santiago Abascal les haga perder algún escaño en favor de la izquierda.