Sánchez y Begoña Gómez en el besamanos del Palacio Real, en el momento del error.

Sánchez y Begoña Gómez en el besamanos del Palacio Real, en el momento del error. EFE.

España RECEPCIÓN DEL 12 DE OCTUBRE

Extraña explicación al error de Sánchez: los invitados se adelantaron, según la Casa del Rey

La tormenta generada por el error de protocolo de Pedro Sánchez en la recepción del 12 de Octubre ha obligado a la Casa del Rey a emitir un comunicado oficial atribuyéndose la responsabilidad del mismo. Y eso pese a que el sábado Zarzuela ya admitió a los medios de comunicación que la culpa era suya, como ha publicado EL ESPAÑOL.

Sin embargo, la explicación que un día después de los hechos ofrece la Casa del Rey es extraña: viene a decir que los invitados se adelantaron. El comunicado aclara que Pedro Sánchez, y su esposa, Begoña Gómez, siguieron las instrucciones que se les facilitó en el Palacio Real, que fueron las de "permanecer" con los Reyes "hasta que los siguientes invitados llegaran a las inmediaciones" del Salón del Trono.

Zarzuela, que pretende así cerrar las "interpretaciones surgidas a raíz del malentendido", puede que contribuya a lo contrario, porque si los Sánchez hicieron lo correcto, cabría interpretar que fueron los demás invitados los que se equivocaron, al precipitarse en su entrada al saludo.

"Como quiera que la presencia del resto de invitados quedó restablecida de forma inmediata, el ritmo habitual de saludo fue recuperado sin solución de continuidad, y se produjo la situación sobrevenida a la que se hace referencia", señala la nota.

El episodio, ocurrido al comienzo del besamanos de los Reyes en el Salón del Trono, ha sido el asunto más comentado en las redes sociales desde el sábado, dando a pie numerosos chistes. Se produjo cuando Sánchez y su esposa, tras saludar a Felipe VI y la Reina Letizia, se situaron a su derecha con la intención de saludar ellos también a las autoridades.

Tras un breve instante, un miembro del servicio de protocolo de la Casa del Rey y la presidenta del Congreso, Ana Pastor, les invitaron a avanzar. Moncloa consideró que se había tratado de una "anécdota" y corroboró la versión ofrecida por Zarzuela de que "siguieron en todo momento las indicaciones" que les dio el servicio de la Casa Real.