Pedro Sánchez firma el acuerdo en presencia de Pablo Iglesias.

Pedro Sánchez firma el acuerdo en presencia de Pablo Iglesias. Zipi Agencia EFE

España

Sánchez e Iglesias pactan los presupuestos más de izquierdas de la democracia

Daniel Basteiro Victoria Fernández

Fumata blanca en el Palacio de la Moncloa. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, han firmado en la mañana de este jueves un acuerdo para impulsar juntos los Presupuestos Generales del Estado de 2019. Incluye aumentar el salario mínimo interprofesional (SMI) de los 735 actuales a los 900 euros, subir el IRPF a las rentas de más de 130.000 euros, recuperar un impuesto para grandes patrimonios o garantizar la subida de las pensiones conforme al IPC. Son medidas que elevan la recaudación del Estado y que tienen un fuerte contenido social. 

Se trata del primer acuerdo de gran calado entre ambos dirigentes, que hace tres años fueron incapaces de llegar a un pacto para la investidura del líder socialista. El texto acordado, de 50 páginas, servirá para remitir a Bruselas las líneas maestras de las cuentas públicas, algo para lo que tiene de plazo hasta el lunes, y se transformará en un proyecto de ley que aterrizará en el Congreso para tratar de lograr el apoyo de ERC, PDeCAT y PNV, sin los que no saldría adelante. El Consejo de Ministros de este mismo jueves le dará su visto bueno. 

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias firman el acuerdo para los Presupuestos

Salario mínimo

El salario mínimo subirá de los 735,9 euros al mes en los que está fijado en la actualidad hasta los 900. 

Unidos Podemos queria subirlo hasta los 1.000 euros, una cantidad que para el Gobierno era muy alta y más si no están sentados a la mesa del acuerdo sindicatos y patronal, que son los que tradicionalmente marcan este dato. 

Pensiones

El pacto incluye mantener el poder adquisitivo de los pensionistas "de acuerdo con el IPC. "En caso de que la inflación en diciembre de 2018 supere el 1,6% de revalorización inicial previsto en la Ley de Presupuestos de este año, los pensionistas recibirán una paga para compensar esa desviación", dice el texto, que supone una vuelta al sistema previo a la reforma del PP, que limitaba a 0,25 la subida en tiempos de crisis. 

Además, se subirán un 3% las pensiones mínimas y no contributivas.

Educación

Se crea un fondo de 50 millones para material escolar gratuito en etapas obligatorias. Esta reivindicación, prioridad de Podemos, será el anticipo de otras medidas ya anunciadas por el Consejo de Ministros para revertir los recortes en educación. También hay otros compromisos, como rebajar las tasas universitarias hasta niveles previos a la crisis, pero sin que figure el impacto presupuestario. 

Alquiler

Ha sido uno de los caballos de batalla de la negociación. El primer acuerdo es cambiar las normas del alquiler. "Se ampliará el plazo de prórroga obligatoria de los contratos de alquiler de tres a cinco años, y se ampliará la prórroga tácita de uno a tres años para personas físicas", algo que permitirá mantener las condiciones del contrato durante más tiempo. 

También se incluirá que no se puedan exigir más garantías adicionales que una "fianza en metálico hasta un máximo de dos mensualidades de la renta. Los gastos de gestión inmobiliaria y de formalización del contrato irán a cargo del arrendador", explica el texto. 

El segundo gran eje es la regulación del mercado. En cuatro años se aumentará en 20.000 el número de viviendas a precios asequibles para alquilar y se elaborará una normativa para facilitar que los conocidos como "grandes tenedores" puedan poner a disposición viviendas vacías. No hay concreción ni compromisos concretos en este capítulo.

Impuestos al juego, patrimonio y subida de IRPF

En este capítulo hay numerosas novedades. El IRPF sube dos puntos para las rentas superiores a 130.000 euros y cuatro para los que ganen más de 300.000, lo que supone crear de facto dos nuevos tramos. "El tipo estatal sobre las rentas del capital se incrementará en 4 puntos porcentuales para dichas rentas superiores a 140.000 euros", indica el acuerdo. 

También se recupera el impuesto estatal de patrimonio para las grandes rentas. Será de un 1% a las fortunas de más de 10 millones de euros. Se creará uno para servicios digitales que gravará con un 3% la publicidad, intermediación y venta de datos. "Únicamente tributarán las empresas con ingresos anuales totales mundiales de al menos 750 millones € y con ingresos en España superiores a los 3 millones €", dice el texto, en clara referencia a las grandes tecnológicas.

El impuesto de sociedades tendrá un tipo mínimo de un 15%. En cuanto a las pequeñas y medianas empresas, se estaría viendo la posibilidad de rebajar del 25% al 23% el tipo nominal a las pymes que facturen hasta un millón de euros. Se creará un impuesto sobre transacciones financieras del 0,2%, pero el impuesto a la banca se queda fuera, como una propuesta para ser estudiada. 

Se bajará del 10% al 4% el tipo del IVA para productos de higiene femenina. También tributarán al 10% los productos vegetarianos. 

También se prohiben las amnistías fiscales y se rebaja a 600.000 euros la deuda con Hacienda que hace al contribuyente figurar como moroso, entre otras medidas.  

Dependencia

En este capítulo, el pacto incluye dos medidas: mejorar las cuantías mínimas, con un impacto de 515 millones (un aumento del 40% respecto a los presupuestos actuales), y recuperar las cotizaciones para las personas que cuidan a personas en situación de dependencia, con otros 315 millones. 

Permisos de maternidad y paternidad

Se equiparan y serán remunerados. "La equiparación del permiso por paternidad deberá establecerse en términos de igualdad, intransferibilidad y remuneración al 100%", indica el pacto. Sólo en 2021 será de 16 semanas y hasta entonces el aumento será progresivo. Tendrá un impacto de 300 millones. 

En esta materia se ha incluido dos aspectos importantes que modificarán la normativa de igualdad. El Gobierno asume la propuesta de una ley de violencias sexuales de Unidos Podemos tal y como la había planteado la formación morada y al mismo tiempo se acuerda que los permisos de paternidad y maternidad sean iguales e intransferibles por ley.

Una dura negociación

El Ejecutivo y la formación de Iglesias llevan desde el mes de agosto negociando las cuentas públicas y ambas partes preveían tener listo el acuerdo global esta semana, antes de mandar a la Comisión Europea, como tarde el 15 de octubre, las líneas generales del plan presupuestario.

Sin embargo, las negociaciones se estancaron el pasado fin de semana, después de que el Gobierno remitiera a Podemos una propuesta por escrito que resultó "decepcionante" para los 'morados', al no plasmar los compromisos verbales que, según Podemos, había manifestado el Ejecutivo.

El partido de Iglesias anunció el pasado lunes que en ese momento estaban en el 'no', porque faltaban algunas de las medidas que consideran prioritarias y fundamentales. Un aspecto que ha cambiado en apenas 72 horas puesto que se supone que ambos líderes sellaran hoy en Moncloa el importante acuerdo.