Banderas republicanas y pancartas de pensionistas cortando la Carrera de San Jerónimo durante el Pleno del Congreso.

Banderas republicanas y pancartas de pensionistas cortando la Carrera de San Jerónimo durante el Pleno del Congreso. EL ESPAÑOL

España PENSIONES

Los pensionistas cortan la calle sin autorización y se pelean entre ellos a las puertas del Congreso

División entre los pensionistas. La mañana del miércoles, escenario de actividad parlamentaria, frenética en este momento de negociación de los Presupuestos Generales del Estado, ha convocado a cientos de jubilados frente a la Puerta de los Leones del Congreso. Pero si ya hay bronca política en el Pacto de Toledo y entre el Gobierno y sus socios, la pelea se ha trasladado al colectivo de 'yayoflautas'.

Diferentes colectivos que decían "no representar a nadie" salvo a ellos mismos, han cortado la Carrera de San Jerónimo y se han plantado ante la puerta de autoridades. Agentes de la Policía Nacional han tratado de contenerlos pero, sobre todo, han sido los propios organizadores de la protesta los que se han enfrentado a ellos. "¡Llevamos cuarenta años haciendo esto y no hemos conseguido nada salvo que nos tomen el pelo!", gritaba uno de los abuelos díscolos. "¿Por manifestarme? ¿Me van a poner una multa por manifestarme? ¡Anda ya! ¡Sí se puede!".

La Coordinadora en Defensa de las Pensiones Públicas había organizado la concentración para insistir en la defensa de su "plataforma de reivindicaciones". Tras los incidentes de la semana pasada, cuando hubo un conato de enfrentamiento con agentes de la Policía Nacional al tratar los manifestantes de tirar las vallas que guardaban la entrada de autoridades, los organizadores habían llegado a un acuerdo con la Delegación de Gobierno: se podrían concentrar, pero sólo en la plaza de las Cortes, frente al Congreso y más allá de la Carrera de San Jerónimo.

Manifestación jubilados

La protesta, que se celebraba al mismo tiempo que la sesión de control al Gobierno de cada miércoles por la mañana, ha derivado en bronca entre los propios pensionistas. "Aquí hay unos que son provocadores profesionales, que han venido a reventarnos esto desde primera hora de la mañana", explicaba a EL ESPAÑOL José Manuel Martín, portavoz de la Coordinadora madrileña. "Esto es lo que quieren los políticos, que nos peleemos entre nosotros".

Al instante se volvía a enfrascar en una pelea a gritos con una mujer pensionista que se quejaba de que "nadie sabe lo que la Coordinadora ha negociado ni por qué". Pero Martín trataba de que la señora entrara en razón: "Esto buscan, que nos enfrentemos y que haya lío... ¡pero la multa [por cortar la calle] no te va a venir a ti, no seas listilla!"

Hace una semana, la Policía impidió que los manifestantes subieran por la Carrera de San Jerónimo, lo que provocó algún incidente con las vallas del cordón policial. Esta vez, el agente al mando ha dialogado con los organizadores conminándolos a que controlaran la situación por sus propios medios. El efecto ha sido que la Policía Nacional al final no ha logrado que liberaran la calle, que quedó cortada este mediodía, y que los manifestantes se enfrascaran en enfrentamientos que, en varias ocasiones, han estado cerca de llegar a las manos.