El ministro del Interior, Grande-Marlaska, durante una comparecencia en el Congreso.

El ministro del Interior, Grande-Marlaska, durante una comparecencia en el Congreso. Efe

España Nueva normativa

Marlaska retira el proyecto que prohibía los tatuajes en la Guardia Civil

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha ordenado al director de la Guardia Civil, Félix Azón, que se retire el proyecto que regulaba el aspecto físico de los agentes siendo restrictivo con cuestiones como los tatuajes, los peinados y los permisos para fumar. Según han informado a Europa Press fuentes de Interior, la orden es que se vuelva a buscar el consenso con las asociaciones profesionales.

Cinco de estas asociaciones representativas de la Guardia Civil han criticado este martes que la Dirección General mantenga el proyecto "en su versión más restrictiva" sobre los tatuajes, los peinados o la posibilidad de fumar durante el servicio, algo que censuran por limitar los derechos a la intimidad y a la propia imagen de los agentes. Marlaska ha intervenido esta mañana para comunicar al director del Instituto Armado que se paraliza el proyecto.

AUGC, ASESGC, AEGC, UniónGC y APCGC han remitido una carta al director de la Guardia Civil, Félix Azón, en la que avisan que plantarán cara al proyecto que regula cuestiones como los tatuajes. La propuesta, según estas asociaciones, suponía prohibir los que sean visibles, así como la obligación de tener que taparlos, dando un plazo de tres meses para someterse a intervenciones para su eliminación del cuerpo de quien los porta.

Marlaska retira el borrador de norma que vetaba los tatuajes en la Guardia Civil

También criticaban que se prohíba fumar a los guardias civiles durante la práctica totalidad del servicio, se mantenga un único modelo de peinado para hombres y mujeres -no se permitían ni rastas, ni trasquilones, ni zonas de la cabeza rasuradas y otras con pelo-, "así como llevar más de un anillo o una pulsera, cuestiones que van en contra del espíritu de adaptar la Guardia Civil al siglo XXI".

"Las asociaciones representativas vimos positivo este gesto del nuevo Ministerio de Grande-Marlaska, hasta que nos dimos cuenta que para la Dirección General está todo el pescado vendido, o por lo menos así nos lo han demostrado al presentarnos un borrador de la norma incluso más restrictivo que las versiones anteriores, además con la clara intención de validarlo en el próximo Pleno del Consejo de la Guardia Civil", han denunciado.

Según criticaban estas asociaciones, el borrador de la orden ha comenzado su proceso de tramitación mediante una Comisión Normativa celebrada el 3 de septiembre, dos días antes de lo acordado, a pesar de haber sido rechazado por todas las asociaciones de guardias civiles menos una, por lo que solicitan la retirada de esta orden.