Momento de una de las votaciones del Consejo de Administración de RTVE.

Momento de una de las votaciones del Consejo de Administración de RTVE. Juan Carlos Hidalgo Agencia EFE

España

Fracaso de la RTVE de Sánchez: el Gobierno no consigue renovar la cúpula por un solo voto

  • La propuesta para nombrar a cuatro de los consejeros de RTVE obtiene 175 votos, uno menos de la mayoría absoluta necesaria.
  • Sánchez puede ahora nombrar a un administrador único (sin Consejo de Administración)... si cuenta en el Congreso con la mayoría absoluta que no ha tenido este lunes. 
  • La portavoz del PSOE lo atribuye a un "error humano" sin que se sepa quién es el responsable.

Faltaba un voto, pero era el voto decisivo. Los cuatro consejeros (de un total de 10) que este lunes votaba el Congreso para renovar el Consejo de Administración de RTVE no han logrado la mayoría necesaria para ser elegidos, por lo que decae el procedimiento impulsado por decreto por el Gobierno de Pedro Sánchez.

Los diputados estaban llamados a votar a las 17:00 en un pleno extraordinario y este lunes tenían que quedar nombrados los 10 consejeros, de entre los que el miércoles iba a ser escogido a su vez el presidente de la corporación. Seis ya estaban escogidos por el Congreso. Faltaban cuatro, los que no fue capaz de elegir el Senado por el boicot al decreto del PP, con mayoría absoluta del PP. Se trataba de Ana Isabel Cerrada, Fernando López Agudín, Josep Luis Micó y Juan Tortosa, que debían ser escogidos este lunes por la Cámara Baja. 

El Congreso no consigue, por un voto, la mayoría para completar el Consejo de RTVE

El voto era secreto, con papeleta y en urna. Los diputados se fueron acercando, uno a uno y en fila, desde sus escaños a la presidencia, donde depositaban el papel. La propuesta necesitaba 176 diputados a favor (mayoría absoluta) para salir a favor y en teoría contaba con 179 (PSOE, Unidos Podemos, ERC, PDeCAT, Compromís, Nueva Canarias y Coalición Canaria). Dos de ellos, Ana Surra (ERC) y Jordi Xuclà (PDeCAT) no pudieron asistir. Otros dos no votaron lo que debían. Resultado final: 175, uno menos de lo necesario.

Al naufragar la renovación del Consejo de Administración previsto en el decreto ley del Gobierno de Pedro Sánchez, el procedimiento decae y ninguno de los 10 podrán tomar asiento en la cúpula de RTVE. En su lugar, el decreto prevé que el Ejecutivo pueda proponer la figura de un administrador único, sin Consejo, que tome todas las decisiones en RTVE a la espera de un concurso público que renueve la corporación de forma definitiva y no transitoria, como regulaba el decreto.

El nombre, en el aire

Pero el administrador único, tanto su nombre como sus apoyos (requiere, de nuevo, mayoría absoluta), tendrá que ser negociado por los grupos. Y la situación cambia. Hasta ahora, en el Consejo de RTVE iba a haber cinco miembros propuestos por Podemos, cuatro por el PSOE y uno por el PNV. El presidente iba a ser Tomás Fernando Flores, a propuesta socialista consensuada con los demás. Que ahora una persona tenga todo el poder puede frustrar el nombre de Flores. 

En los pasillos del Congreso nadie salía de su asombro. Los que se equivocaron no aparecían por ninguna parte. Los creyentes en las conspiraciones creían que no era una equivocación y que en el PSOE había interés en que el Consejo no contara con cinco consejeros de Podemos. Desde el PSOE se rumoreaba la posibilidad de que Podemos quisiese dar un toque de atención para recordar a Sánchez el poder que tiene la formación de Pablo Iglesias. 

La portavoz del PSOE, Adriana Lastra, atribuyó a un "error humano" el fallo, pero no asumió que hubiera podido partir de sus filas. Una portavoz de Unidos Podemos negó que el que se hubiese equivocado fuese un diputado morado. El PNV se apresuró a decir que sus cinco diputados estaban en el hemiciclo y votaron bien. Los dos responsables de tumbar el sistema de renovación de RTVE no aparecían por ninguna parte.