Quim Torra estuvo en Ferraz el fatídico 1 de octubre de 2016 en el que el PSOE casi salta por los aires. Dijo ir a apoyar a Pedro Sánchez. Nadie sabía que, menos de dos años después, Torra sería president de la Generalitat y Pedro Sánchez lo sería del Gobierno mientras Rajoy acudía, en horario de oficina, a su despacho como registrador de la propiedad en Santa Pola.

Quim Torra, a la puerta de la sede del PSOE en la madrileña calle Ferraz en 2016 y junto a Pedro Sánchez en La Moncloa en julio de 2018.

Quim Torra, a la puerta de la sede del PSOE en la madrileña calle Ferraz en 2016 y junto a Pedro Sánchez en La Moncloa en julio de 2018. Fotos: Pool Moncloa/Fernando Calvo - Twitter

Si la imagen de Torra se convirtió, tras su investidura como president, en un documento insólito, el paseo por la Moncloa con el que le agasajó Sánchez va camino de convertirse en otro hito comunicativo que ha dejado imágenes para el recuerdo. 

Pero hubo muchas anécdotas: el licor alcohólico que Torra regaló a Sánchez junto con dos libros, la presencia de la perra del presidente, de nombre Turca, en el paseo o lo maravillado que Torra estaba por que Sánchez tomase notas de la reunión. Por su parte, en Moncloa encantó que Torra quisiese ver la fuente donde el poeta Antonio Machado se citaba con su amante Guiomar. 

Así ha sido el paseo de Sánchez y Torra por la fuente de Antonio Machado en Moncloa