El Valle de los Caídos.

El Valle de los Caídos.

España

El cadáver de Franco no pasará las Navidades en el Valle de los Caídos

El plan de Pedro Sánchez para reformar la ley de memoria histórica podría llevarse a cabo a través de un decreto ley que acelerara el traslado de los restos del dictador. 

Los restos de Franco podrían ser exhumados del Valle de los Caídos antes de Navidad si el Gobierno de Pedro Sánchez se decanta por un decreto ley y no por el proyecto de ley que planteará la Ejecutiva socialista al nuevo presidente del Gobierno con el objetivo de sacar los restos del dictador del monumento funerario. 

El decreto ley es una vía más rápida y podría culminarse en siete meses. El proyecto de ley, por el contrario, podría retrasarse un año. Este plan ya lo propuso el PSOE en 2017, obteniendo 198 votos a favor y 140 abstenciones en el Congreso, con los votos favorables de PSOE, Ciudadanos y Unidos Podemos.

El traslado del cadáver de Franco forma parte, además, de la reforma integral de la ley de memoria histórica que presentó Sánchez en diciembre. "Ignorando un pasado incómodo no se puede construir un futuro confortable", dijo en Paterna. 

Pedro Sánchez tiene la obligación de los compromisos adoptados desde la oposición y cuenta con el colchón de las asociaciones de víctimas del franquismo, que le han pedido en varias ocasiones que acceda al traslado de los restos, y las recomendaciones de la ONU sobre el Valle de los Caídos. El paquete de nuevas medidas, incluirá, entra otras, la nulidad de los juicios del franquismo y prohibirá la apología del franquismo.

"El socialismo tiene un compromiso con la memoria"

Andrés Perelló, secretario de Justicia del PSOE, en un acto en Tevera (Asturias), confirmó que el objetivo es "elaborar una nueva ley de memoria histórica" y recordó que los socialistas "tienen un compromiso importante con la memoria". 

Aunque el decreto ley es una opción viable, este lunes el área de justicia y nuevos derechos de la comisión federal del PSOE presentará a Sánchez la posibilidad de convertir la proposición de reforma de la ley de memoria histórica planteada antes de entrar en el Gobierno en un proyecto de ley. 

Rajoy dejó sin presupuesto la Ley de Memoria Histórica aprobada hace una década por Zapatero. Se negó a la reforma planteada por Pedro Sánchez excusándose en el gasto que implicaba. Ya en 2011 hubo un intento de traslado de los restos de Franco, aconsejado por un informe firmado por varios expertos. El PP defendía que el Valle no es un monumento franquista y se regía por "las normas aplicables estrictamente a los lugares de culto y los cementerios públicos". 

La Abadía de la Santa Cruz de monjes benedictinos gestiona el templo. Las fosas son competencia estatal y el resto del monumento, recibe casi 2 millones de euros en ingresos del turismo, depende de Patrimonio Nacional. 

El comité de expertos que aconsejó en 2011 el traslado de los restos de Franco pretendía convertir al Valle de los Caídos en un centro de interpretación, una posible solución al estatus del mausoleo cuando ya no esté allí el cuerpo del dictador.