Adriana Lastra, número dos del PSOE y nueva portavoz en el Congreso.

Adriana Lastra, número dos del PSOE y nueva portavoz en el Congreso. EFE

España PORTAVOZ EN EL CONGRESO

Adriana Lastra, la mujer a la que Sánchez confía la estabilidad del Gobierno

A Adriana Lastra le gusta el heavy metal y probablemente no haya mejor banda sonora para la responsabilidad que va a asumir en lo que queda de legislatura. El líder del PSOE y nuevo presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha decidido nombrarla portavoz del PSOE en el Congreso en sustitución de Margarita Robles, que pasará al banco azul del hemiciclo como ministra, según han confirmado fuentes socialistas. 

Lastra tendrá el inmenso reto de garantizar la estabilidad parlamentaria de un Gobierno que sólo cuenta con un grupo como base en el Congreso: el suyo propio, con 84 diputados. Los socialistas necesitan más diputados de los que pueden aportar para llegar a la mayoría absoluta del Congreso que exigen las leyes orgánicas, fijada en 176 diputados. 

La trayectoria de Lastra (Ribadesella, Asturias, 1979) ha estado centrada en el PSOE. Se afilió a las Juventudes del partido con 18 años y desde entonces ha ocupado cargos en la Ejecutiva de Asturias y la Federal, además de haber sido diputada autonómica y en el Congreso. No tiene experiencia laboral fuera del partido, pero todos coinciden en que sabe mucho de política, especialmente de cómo funciona el PSOE. 

Pedro Sánchez ultima el nuevo Gobierno

La nueva portavoz parlamentaria se significó mucho en las primarias como uno de los principales apoyos de Sánchez, lo que le granjeó enemistades con dirigentes y sectores contrarios a la vuelta del líder a Ferraz. Ahora, Lastra tendrá que fomentar un espíritu dialogante, tanto haca dentro de su grupo como hacia afuera. 

Tándem con Calvo

De ella y de la vicepresidenta Carmen Calvo, responsable también de las relaciones con las Cortes como ministra de Presidencia, dependerá que el Gobierno dure. Cuándo sean las elecciones vendrá determinado por la capacidad de Lastra de llegar a acuerdos en el seno de la cámara. Su primera prueba vendrá en tan solo unas semanas, cuando llegue a la cámara el techo de gasto, el preludio de los presupuestos de 2019 que deberían comenzar a tramitarse en otoño. 

Lastra tendrá que explorar acuerdos con Unidos Podemos y Ciudadanos por una parte y con Unidos Podemos y partidos nacionalistas e independentistas por otro. Sólo así el Gobierno socialista será capaz de sobrevivir.