Uno de los increpados en Canet de Mar

Uno de los increpados en Canet de Mar E.E.

España Incidente

Agreden en Canet de Mar a una mujer que retiraba cruces amarillas: "¡Son mías, hija de puta!"

Las cruces amarillas con las que los separatistas están inundando los puntos más turísticos de Cataluña siguen generando escenas de alta tensión. De nuevo en la localidad de Canet de Mar (cerca de Barcelona) se ha producido un altercado violento después de que una mujer que ha retirado estas cruces fuera increpada, perseguida y agredida en plena calle

Agresión separatista en Canet de Mar

Así lo demuestra este vídeo que circula por las redes sociales y que, al parecer fue grabado con el móvil por uno de los presuntos agresores. "Te grabo porque me suda la polla. Así te lo digo", lanza el individuo a otro viandante que también ha retirado unas cruces con mensajes a favor de los políticos presos por el procés.

Las amenazas de los separatistas no cesan: "¿Qué, tienes familia?" o "Mira una tabarniana", se puede escuchar en el vídeo. La grabación continúa con el momento más violento de todo el suceso. 

Otro hombre irrumpe en la escena y la emprende a golpes con la mujer, que cae al suelo mientras forcejea por mantener en sus manos las cruces separatistas: "¡Son mías, hija de puta!", se escucha gritar al agresor. Todo ocurre ante la mirada de unos agentes de la Policía Municipal

Esta brutal agresión es un ejemplo más de la violencia de ciertos separatistas y del creciente clima de tensión en la sociedad civil catalana. Los que se atreven a limpiar los espacios públicos de estos elementos de propaganda a favor de la independencia se enfrentan a toda clase de castigos: publican sus datos personales por redes; desde nombres hasta matriculas y domicilios. Les siguen hasta sus casas y destrozan sus vehículos, o mandan misivas amenazantes.