Alfonso Guerra, durante su intervención este lunes en Sevilla.

Alfonso Guerra, durante su intervención este lunes en Sevilla. Fundación Cajasol

España

Guerra: "Cs se verá premiado por defender un discurso español en Cataluña"

El exvicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, ha afirmado que Ciudadanos "no solo ha ganado en Cataluña, sino que se verá premiado en toda España por haber defendido un discurso español en Cataluña", al tiempo que asegura que "ha llegado el momento de que los progresistas se despojen de los prejuicios y proclamen su patriotismo" y defiende que "la unidad de España no es otra cosa que la igualdad entre españoles".

Así lo ha señalado en el marco de la conferencia que bajo el título ¿Qué es España? ha ofrecido este lunes para inaugurar la tercera edición de las jornadas literarias 'Letras en Sevilla', patrocinadas por la Fundación Cajasol y coordinadas por Arturo Pérez-Reverte y Jesús Vigorra.

Guerra, al que uno de los asistentes al acto ha preguntado sobre a qué achaca la permanente simpatía de la izquierda con el nacionalismo, ha señalado que antes del franquismo la izquierda "no era nacionalista, e incluso había una que era antinacionalista", pero "el franquismo avasalla derechos humanos sencillos en los lugares en los que había nacionalistas".

Así, continuó, "cuando al final de la dictadura hubo una gran manifestación, las pancartas decían libertad, amnistía y estatuto de autonomía", y es entonces cuando "la izquierda toma como bandera la autonomía, que luego se extenderá a todos, y ahí se cometió un error gravísimo", porque "el discurso de izquierda español lo van a tomar otros".

"Destrucción por centrifugación"

"En Cataluña los que se llaman izquierda como son los socialistas, los partidos comunistas y los sindicatos deciden hacerse nacionalistas, unos claramente y otros más tibiamente". Es entonces, indicó Guerra, cuando "aparece un grupo de origen conservador que es Ciudadanos, que se queda con el discurso que antiguamente tenía la izquierda y han ganado; y no solo han ganado en Cataluña, sino que se van a ver premiados en toda España por haber defendido un discurso español en Cataluña".

Además, el exvicepresidente del Gobierno, que ha comenzado su conferencia afirmando que pretende contestar a la difícil pregunta de qué es España, ha apuntado respecto al momento presente que "de nuevo los españoles se preguntan qué es España, la suma de 17 regiones o una entidad en sí misma más fuerte y real que la simple agregación de las partes".

De este modo, Guerra ha manifestado que los nacionalistas "han aprovechado la debilidad del Estado a causa de la crisis económica y la errónea gestión de la misma para saltar sobre el Estado buscando su destrucción por centrifugación". "El nacionalismo catalán, avasallando a la mayoría de los catalanes, ha intentado la secesión de España con el apoyo irresponsable de gran parte de los medios de comunicación de Cataluña y la benevolencia de algunos intelectuales y los sindicatos".

"En circunstancias como las actuales es cuando más necesario se hace la afirmación de España como nación y Estado y cuando los líderes políticos y líderes sociales y culturales debieran se claros en la defensa de una España", dijo Guerra.

Además, aseguró que "se hace necesario expresar la fe en España", lo que "la derecha hace a veces", pero "su crédito no es suficiente en esta materia, porque justa o injustamente no son pocos lo que la consideran heredera de aquella que patrimonializaba el concepto de patria, y la izquierda no tiene el fuste que necesita para desprenderse del síndrome del franquismo".

"España es la lucha entre lo real y lo ideal"

De este modo, Guerra aseguró que "será siempre una España fundidora" que trata "de crear una nueva España siempre disconforme con la que tenemos, siempre apuntando a tal vez un imposible". "España es la lucha entre lo real y lo ideal", agregó, asegurando que "se ha formado por contrastes extremos" y que "en los últimos años la España de infamia parece que gana terreno en algunos lugares".

Además, lamentó que "no se acepte la expresión 'Viva España' sopena de recibir el calificativo de facha", que se ha convertido "en el adjetivo preferido de los impostores de la izquierda de salón". Por tanto, considera que "ha llegado el momento de que los progresistas se despojen de los prejuicios y proclamen su patriotismo" y asegura que "él seguirá luchando por la España en la que cree".

"La unidad de España no es otra cosa que la igualdad entre españoles, así de simple y así de democrático. Este es el principio fundamental de la construcción de nuestra España", afirmó. Por último, Alfonso Guerra se preguntó "cómo cuando la izquierda tiene la posibilidad de gobernar le regala a la derecha el concepto de España y la Constitución".