Pablo Iglesias e Irene Montero en un montaje de JALEOS.

Pablo Iglesias e Irene Montero en un montaje de JALEOS. JALEOS

España PODEMOS

El día que Iglesias se escondió de las cámaras tras el muro de Facebook para no dar la cara

Pablo Iglesias es con toda seguridad el político español que más aparece en televisión. De hecho, creció de la nada gracias a sus habilidades como tertuliano. Y concede numerosas entrevistas, sobre todo a La Sexta. Pero ahora, ante una de las crisis más graves en la historia de Podemos derivada de la manifiesta incoherencia de la compra de su chalé junto a Irene Montero, el líder del partido se ha escondido de las cámaras tras su muro de Facebook. 

Solo después de 24 horas de numerosos comentarios negativos -"Pablo e Irene" fue el tema más comentado en Twitter en España este miércoles- y después de escuchar y leer críticas por doquier, el líder de Podemos quiso dar sus explicaciones. Eso sí, lo hizo a través de un comunicado publicado en su muro personal de Facebook. Sin dar la cara, quizás por miedo a que se la partiesen. Acaso porque temía que sus contradicciones le dejasen en mal lugar. 

La actitud de Iglesias contrasta, además, con la de Montero. Porque la portavoz parlamentaria del grupo Unidos Podemos sí apareció ante las cámaras para dar explicaciones. Tuvo que responder a no pocas preguntas sobre el caso. Y algunas de ellas eran bastante duras, incluso desagradables. 

Irene Montero habla sobre su chalé Carmen Suárez

La dirigente de Podemos defendió la decisión de ella e Iglesias de buscar "una casa cerca del campo en la que vivir" y desarrollar el "proyecto familiar" que han emprendido. "Llevamos tiempo intentándolo y con el salario que tenemos hemos conseguido sacar adelante ese proyecto", aseguraba, según recogió Europa Press. Además, Montero señalaba, en referencia al citado comunicado, que ya habían dado "todas las explicaciones necesarias" relativas a la compra y la hipoteca y a cómo van a hacerle frente.

"Todos los detalles los hemos dado. Les invito a que miren esas explicaciones. Creo que la gente las está viendo y suyas son las conclusiones. Es un proyecto familiar que estamos emprendiendo. Nos apetecía irnos a vivir al campo", remachaba.

Si no hay novedad de última hora, este mismo viernes Iglesias tampoco comparecerá públicamente para hablar sobre el caso de su chalé de 600.000 euros. Quizás espera a que el temporal amaine. Pero tarde o temprano tendrá que responder ante las cámaras. Porque muchos de sus propios seguidores ya afirman que no le perdonan esto.