El diputado de la CUP Carles Riera durante su discurso en el pleno de investidura de Torra.

El diputado de la CUP Carles Riera durante su discurso en el pleno de investidura de Torra.

España

Torra se juega la investidura este domingo en el consejo político de la CUP

La formación anticapitalista consulta a sus bases si abstenerse o apoyar la candidatura el lunes, permitiendo la investidura, o bien votar en contra y forzar nuevas elecciones, opción que defiende un sector del partido en vista de los buenos resultados en las encuestas.

La investidura de Quim Torra como president de la Generalitat depende del apoyo de la CUP en la segunda votación, prevista para el lunes, en la que al candidato le basta con mayoría simple. En la primera votación cosechó 66 votos a favor, los de JxCat y ERC, 65 en contra, los de Ciudadanos, PSC, Catalunya en Comú-Podem y el PPC, y las cuatro abstenciones de la CUP. Para obtener mayoría simple el lunes, Torra necesita que los cuatro diputados antisistema voten afirmativo o al menos vuelvan a abstenerse.

Para decidir el sentido de ese voto y si con él facilitan la investidura, el consejo político de la formación anticapitalista se reúne este domingo en Cervera (Lleida) con dos preguntas a sus bases. La primera, si quieren facilitar o no una investidura de Torra. Si se responde afirmativamente habrá una segunda cuestión donde tendrán que escoger si se da luz verde con una abstención o con un voto afirmativo. Lo que no contempla la CUP es acudir con el voto dividido, es decir, sus cuatro diputados en la cámara necesariamente votarán lo mismo.

Sectores contrarios

En su intervención el sábado en el Parlament, el candidato Torra intentó seducir a la CUP elevando el tono, con una cerrada defensa del proyecto de "república catalana" y alejándose de posiciones autonomistas.

Por su parte, el portavoz de la formación anticapitalista criticó en su discurso a ERC y JxCat por su falta de valentía a la hora de desobedecer al Estado. De hecho, hay sectores en el partido que abogan es tumbar esta opción -es decir, votar en contra- y que se repitan elecciones. Un argumento adobado por el fuerte crecimiento que esta formación lograría en las encuestas según un sondeo de la Generalitat.