Manifestaciones tras la detención de Puigdemont

Manifestaciones tras la detención de Puigdemont Efe

España COMITÉS DE DEFENSA DE LA REPÚBLICA

El Parlament reivindicará a los CDR como "desobediencia civil pacífica y no violenta"

JxCat, ERC y la CUP pactan una resolución sobre los Comités de Defensa de la República sin condenar ninguno de sus actos violentos. 

El Parlament de Cataluña reivindicará los conocidos como Comités de Defensa de la República (CDR) gracias a una resolución pactada entre Junts per Catalunya, ERC y la CUP, según han informado fuentes de ERC. Gracias a ese pacto, el texto tiene garantizada la mayoría necesaria que las fuerzas independentistas no son capaces de articular para investir a un nuevo president de la Generalitat. 

La resolución probablemente se debatirá y votará la semana próxima, ya que no hay plenos previstos antes del viernes, cuando está convocado el de la investidura de Jordi Sànchez que previsiblemente no se celebrará al encontrarse el candidato en prisión preventiva. Está por ver si logra sumar a Catalunya en Comú Podem, un grupo que ya ha votado en varias ocasiones resoluciones promovidas por los partidos independentistas. 

"Los CDR son el pueblo"

La exposición de motivos recoge un comunicado de los CDR difundido a través de sus redes sociales en el que se declara que "los CDR son el pueblo": "Los CDR somos estudiantes, agricultores, bomberos, paradas, tenderas, camareras, recepcionistas, profesoras, autónomas, cuidadoras, informáticas, cocineras, peluqueras, carteras, trabajadoras de la industria, jubiladas... Los CDR somos el pueblo y estamos aquí para construir la república", indica el texto parafraseado en la exposición de motivos. 

En ningún caso se condenan los actos violentos protagonizados en las últimas semanas y meses y que incluyen cortes de carretera o vías del tren provocando importantes interrupciones en vías de comunicación estratégicas, asedios a estaciones ferroviarias, quemas de neumáticos o fuertes disturbios y enfrentamientos con los Mossos d'Esquadra como los sucedidos ante la sede de la Delegación del Gobierno tras la detención de Carles Puigdemont en Alemania. 

La resolución que previsiblemente aprobará el Parlament enmarca a los CDR en una "forma de acción política absolutamente legítima" y en la "desobediencia civil pacífica, resistente y no violenta, propia de una democracia madura", según reza el primero de los tres puntos. 

Denuncia del Estado

El segundo punto del articulado llevará a la cámara a "denunciar" y posicionarse "claramente en contra de las operaciones del Estado que utilizan los distintos cuerpos policiales e instancias judiciales contra los CDR vulnerando otra vez todos los derechos civiles y políticos de los ciudadanos". 

El último punto se manifiesta en contra de la "criminalización" de la libertad de expresión y a favor de la "voluntad popular a favor del derecho a la autodeterminación" en forma de república. 

Sin cuestionar los tipos de rebelión y terrorismo

El texto no entra a criticar los cargos de rebelión y terrorismo imputados a una de las detenidas, una crítica en la que podrían sumar a Catalunya en Comú Podem e incluso al PSC, partido este último que cree necesario castigo penal pero no con esos tipos tan duros.

En ese sentido, la resolución no busca hilar muy fino o un debate muy profundo sino sencillamente identificar a los CDR con la supuesta causa democrática de la libertad de expresión que en ocasiones estos grupos han defendido con violencia.