Imagen de Puigdemont en la Universidad de Helsinki.

Imagen de Puigdemont en la Universidad de Helsinki. Markku Ulander Reuters

España

Puigdemont pide que Sánchez sea investido presidente de Cataluña

El expresidente de Cataluña ha enviado una carta a su grupo que lo ha leído en la sesión del Parlament.

El líder de Junts per Catalunya (JxCat), Carles Puigdemont, ha pedido exigir al Estado que permita ahora la investidura de Jordi Sànchez como presidente de la Generalitat, atendiendo a las "medidas" planteadas por el Comité de Derechos Humanos de la ONU en defensa de sus "derechos políticos".

Así lo ha solicitado Puigdemont, recluido en un centro penitenciario de Alemania, en una carta dirigida a su grupo parlamentario, que ha sido leída esta mañana en una reunión de JxCat, justo antes de que arranque el pleno del Parlament.

Puigdemont que sigue encarcelado en Alemania conoció este miércoles la petición de la Fiscalía germana que se muestra a favor de que la corte apruebe la extradición del expresidente de Cataluña como ha solicitado el Gobierno de España.

Por su parte, el exconseller Jordi Turull ha renunciado a ser candidato a la investidura y el número dos de JxCat, Jordi Sànchez, ha aceptado volver a ser aspirante a la presidencia de la Generalitat, como ha propuesto el expresidente catalán Carles Puigdemont.

Turull, en prisión preventiva, ha trasmitido una carta al presidente del Parlament, Roger Torrent, anunciando su renuncia a ser candidato, mientras que Sànchez, también preso, ha dirigido otra misiva al grupo parlamentario en la que indica que proponer su investidura es "una decisión justa jurídicamente y necesaria políticamente".

Sànchez ha señalado que, tras la admisión a trámite de su demanda por parte del Comité de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, "es evidente que el Estado español no tiene otra opción" que respetarla.

"No hacerlo sería un escándalo jurídico mayúsculo y evidenciaría nítidamente ante las Naciones Unidas aquello que hace tiempo que denunciamos: que el Estado español no es una democracia consolidada, que los derechos políticos de los adversarios políticos del Gobierno español son vulnerados", ha añadido.

Respetar a la ONU

Según Sánchez, el Comité de Derechos Humanos "abre un resquicio y una garantía para poder convocar un pleno de investidura", en el que, ha aseverado, él tiene "plena disposición a afrontar", si así lo suscriben sus compañeros del grupo parlamentario de JxCat.

El exlíder de la ANC agradece la "generosidad" de Turull y su "coraje" por presentar su candidatura a la investidura "en un momento crítico políticamente y personalmente", el día antes de ser "injustamente encarcelado".

Turull, por su parte, en la misiva dirigida a Torrent desde Estremera (Madrid), ha anunciado que retira su candidatura "de manera provisional", después de que solo se pudiera celebrar la primera votación de su investidura, que fue fallida, el día antes de su reingreso en prisión, por orden del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena.

El gesto de Jordi Turull permite proceder a la investidura de Sànchez, en lo que sería, según describe el exconseller, "un acto de justicia".

En sus respectivas misivas, Turull y Sànchez abonan la estrategia que también ha formalizado hoy en otra carta el líder de JxCat, Carles Puigdemont, quien ha pedido exigir al Estado que permita ahora la investidura del exlíder de la ANC atendiendo a las "medidas" planteadas por el Comité de Derechos Humanos de la ONU en defensa de sus "derechos políticos".

Un pleno contra el 155

En el pleno, la mayoría en la Mesa del Parlament, formada por JxCat y ERC, además de la CUP, ha hecho retirar de la Cámara los puntos referentes a la convalidación de dos decretos ley firmados por el Gobierno en aplicación del artículo 155, y se ha solicitado ahora un informe a los letrados.

Según fuentes parlamentarias, ley debe ser defendida ante el hemiciclo por un representante los tres grupos independentistas han alegado que, según el reglamento, la convalidación de los decretosde la Generalitat o, en este caso, del Gobierno, por lo que al no darse esta situación podría incurrirse en una infracción reglamentaria, por defecto de forma.

Pero desde otros grupos de la oposición se ha criticado que la decisión se deba únicamente a "intereses políticos", y se ha incidido en la urgencia para convalidar los dos decretos ley, uno sobre la prórroga presupuestaria y otro sobre la recuperación de una parte de la paga extraordinaria de 2012 por parte del personal del sector público de la Generalitat.